EL QUIJOTE 2010 - POR LA PATRIA - NOTICIAS - VIDEOS - PPS
  Judiciales
 



8 de Agosto de 2012
Revista Cabildo N°97
Mes de Julio 2012-3era. Epoca

HOMENAJES

Desagravio al Juez Jorge Quiroga

El pasado 10 de Julio, la Asociación de Abogados por la Justicta y la Concordia, en un acto realizado en la Plaza Lavalle, frente al Palacio de Tribunales, que reunió alrededor de seiscientas personas, rindió homenaje y desagravió al ex Juez Jorge Quiroga, quien f asesinado por terroristas del ERP el 28 de Abril de 1974.
•El Dr. Quiroga se había desempeñado como Juez de la Cámara Federal en lo Penal, tuvo competencia para los casos de terrorismo en todo el ámbito de la Nación. En su cometido fueron procesados y encarcelados más de dos mil integrantes de los grupos subversivos, que luego recobraron la libertad gracias a la amnistía sancionada el día de la asuncíón de Campora.
El desagravio obedeció a que el 25 de junio pasado, el Presidente de la Cámara Nacíonal de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, Dr. Gustavo Bruzzone, a cuya firma se agregó tan sólo la de un vocal integrante de ese tribunal y actuando a pedido del Secretario del sindicato de la Unión de Empleados de la Justicia Nacional, ordenó retirar de la puerta del edificio donde funciona la Cámara, la placa que recordaba y rendía homenaje a este hombre de la justicia, mediante la siguiente resolución: ",..teniendo en cuenta la solicitud originaria, las opiniones vertidas por los colegas, algunas de ellas Informalmente, y ios antecedentes del caso, considero que la placa debe ser retirada y así habré de disponerlo para el día de la fecha, toda vez que los motivos justificaron su colocación han cesado,"
Canalladas e ignominias de esta índole se repiten cada vez con mayor frecuencia bajo la actual tiranía. Todo pasado —el remoto y el inmediato— se falsifica a sabiendas. La toria es vejada, la verdad escarnecida, la justicia se ha convertido en un objeto de ultrajé sistemático.
Llegue una vez más nuestro repudio a los miembros de los tres poderes públicos que engendran, avalan y ejecutan este conglomerado de iniquidades. Llegue nuestra solidaridad con las víctimas de la subversión estatal dominante. Y llegue nuestro apoyo y aliento a quienes resisten en soledad y contracorriente
Reproducimos a continuación algunos fragmentos significativos del discurso pronunciado en la ocasión por el Dr. Alberto Solanet, presidente de la entidad que convocó al justiciero desagravio.

Como en dos ocasiones anteriores desde nuestro surgimiento como Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia nos dirigimos al señor Presidente del alto Tribunal para reclamar, precisamente, por ambos bienes superiores: la justicia y la concordia. La justicia que se omite y la concordia que se rechaza, en buena parte, por obra de la Corte que usted preside[...].
Señor Presidente, su funcionalidad a la ideología "progresista" del grupo gobernante, lo llevó a apostatar del principio básico que inhibe al Poder Judicial de ejercer la facultad de legislar, cuando, en forma unánime, el alto Tribunal, dictó una sentencia aberrante en la que virtualmente despenalizó el aborto en la Argentina, alzándose contra toda la normativa vigente, que ampara la vida inocente desde la concepción. Con el proyecto de reforma de nuestro Código Civil, del que usted y otros juristas son autores, se consolidará todo este esperpento que hace tabla rasa con el orden natural y es violatorio de la Constitución y los tratados internacionales como el Pacto de San José de Costa Rica y la Convención de los Derechos del Niño.
Presenciamos la exacerbación de los fenómenos entrelazados de la judicialización de la política y de politización de la justicia. El Poder Judicial no puede considerarse "independiente" cuando el nombramiento, la promoción, el monitoreo disciplinario de su ejercicio y la destitución de sus miembros depende, en buena parte, de las otra ramas del Estado. Es lo que ocurre con el Consejo de la Magistratura en su actual conformación en cuanto a número de miembros y alcance sus comisiones. Predomina el compo¬nente político, en el cual oficialismo y oposición suelen coincidir en criterio, mucho más de lo que aparentan. Ello sirve, de una parte, para asegurar la impunidad de los jueces dóciles y la persecución y asedio de los que no resultan sumisos. Y aún los dóciles, como se sabe, por las dudas, acostumbran conservar en sus gavetas como "rehenes" algunos expedientes referidos a personajones de renombre.
Una de las principales misiones que le adjudicó el gobierno Kischnerista al alto Tribunal que usted preside, fue demoler el proceso de composición política de las profundas heridas que dejara la guerra de los años setenta. En un camino vacilante, que no estuvo exento de críticas, se habían dictado las leyes de "Punto Final" y de "Obediencia Debida", que fueron declaradas constitucionales y equiparadas a leyes de amnistía por la Corte y los indultos posteriores que involucraron tanto a guerrilleros como a militares y fuerzas de seguridad, que también fueron declarados constitucionales. Lo cual, de un modo imperfecto, fueron las bases propicias para recomenzar la amistad política.
Luego esta Corte, en cumplimiento sumiso de aquella misión, arrasó con su propias decisiones mediante los fallos "Lariz Iriondo, Simón y Mazzeo" y se llevó por delante las claves de bóveda de las garantías constitucionales: principio de legalidad, con la exigencia de ley previa y escrita, irretroactividad de la ley penal, ultraactividad de la ley más benigna, prescripción como integrante del principio de ley penal, cosa juzgada revocada en la misma causa donde se había declarado la constitucionalidad, etc. A partir de ello se produjo una verdadera sustitución del derecho por la llamada "Política de Derechos Humanos" que usted no deja de repetir que es "la política de estado", y no deja de ser una entelequia viscosa bajo cuyo amparo se suprimieron los derechos y garantías constitucionales para los imputados de delitos denominados de "lesa humanidad".

Esa política ha servido para discriminar entre reprobos y elegidos. Los reprobos no son únicamente los miembros de las fuerzas armadas y de seguridad que combatieron contra el terrorismo marxista, sino cualquier ciudadano a designio de la tiranía. Como lo venimos repitiendo, ante la violación del principio de legalidad, todos los ciudadanos estamos en libertad condicional.
Esta derogación de los pilares del debido proceso penal, del proceso justo, que han realizado los ministros de la Corte, ha servido para que los jueces inferiores cometan toda clase de atropellos contra los presos políticos, manteniendo prisiones preventivas de duración indefinida como pena anticipada; procesos que se arrastran mas allá de todo plazo razonable; denegando la prisión domiciliaria a quienes les corresponde por edad o por estar seriamente enfermos, sometiéndolos a penurias absolutamente innecesarias, para los cuales la cárcel se asemeja a las cámaras de la muerte. Ya han muerto 150 presos políticos en cautiverio, y de todo ello les cabe responsabilidad a usted y a quienes lo acompañaron en sus injustísimos votos.
Señor Presidente, hoy nuestra Asociación quiere desagraviar la memoria del Juez Jorge Quiroga, vilmente asesinado por el terrorismo marxista.
En un episodio que sólo beneficia a la perduración del odio entre los argentinos, el Presidente de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, sometido a la imposición de la dirigencia del Sindicato de Judiciales, ordenó el retiro de la placa recordatoria de quien fuera mártir de la justicia y la mandó arrumbar en un depósito penitenciario, con nota a la Corte que usted preside, para su debido conocimiento.
Quizás usted sostenga, doctor Lorenzetti, que quitando la placa que recordaba el asesinato de un digno magistrado cuya falta fue cumplir con su deber, se daba cumplimiento a esa "política de estado" consistente en "reactivar el pasado", esto es, el odio que al juez Quiroga le costó la vida. Resulta desgraciado, señor Presidente, que una "política" semejante pueda alentarse y sostenerse desde una instancia suprema de justicia.
Con el protagonismo de la Corte se ha tapiado la vía recorrida hacia la paz interior y se desentierra continuamente el hacha de guerra en expedientes judiciales. Con el protagonismo de la Corte se lleva adelante con prisa y sin pausa la revolución cultural que padecemos.
Seguiremos desde esta plaza, porque es nuestro deber de abogados, señalando a usted Sr. Presidente y a quienes lo acompañan en el Alto Tribunal, sus demasías y sus deberes conculcados.
Un día, Dios mediante, estamos seguros, doctor Lorenzetti, pese a todo, habremos de recuperar la justicia perdida y ha de ser devuelta la concordia a la vida ciudadana. Hasta que ese día llegue, tenga por seguro que no habremos de callar. •


17 de Junio de 2012

Publicado en Revista Cabildo N°96
Mes de Junio 2012- 3era.Época
RECENSIONES
Enrique Díaz ARAUJO
Dos Libros


COMO es sabido, cada vez se publican menos libros buenos; la lectura edificante no abunda; lo que sobra es la basura intelectual. Esa es la razón (o, mejor dicho, la sinrazón), de la existencia de una "Feria del Libro", como la que se acaba de cerrar en Buenos Aires, donde, salvo contadas excepciones, lo más llamativo a exponer han sido los resentimientos viscosos de Eduardo Galeano, las "reflexiones" de Aníbal Fernández, o las confesiones procaces de Moría Casan.
Ante una desgracia de ese tamaño cabría simplemente lamentarse, como habitualmente tenemos que hacer a diario por los sucesos de nuestra patria.
Pero también podríamos intentar acá la aplicación de un principio moral que reza que siempre hay que tratar de sacar el bien posible de un mal inevitable: "Ahogar el mal en el bien".
¿Cómo?
Pues, trasladando al campo editorial un hecho físico industrial. Es notorio que lo que se ofrece, en la citada Feria, en gran proporción, es desecho de la peor especie. Ahora bien: se sabe que ciertas maquinarias pueden compactar los desperdicios en general, hasta conseguir que de una sucia chatarra quede una chapa utilizable. Pues, algo análogo podríamos procurar hacer nosotros, seleccionando dentro de la multitud libresca, alguno que nos preste cierta utilidad, tras resumirlo.
Guiados por ese criterio, recorrimos los "stands" de la Feria, y dimos con tres libros. Traemos ahora al lector de "Cabílíio" el extracto compactado de dos de ellos.
Del tercero, que es mucho peor, ("La cuestión Malvinas. Crítica del Nacionalismo argentino", de Fernando A. Iglesias, Buenos Aires, Aguilar, 2012), nos ocuparemos en otro número.
No se trata, por cierto, de recorrer todos los temas allí considerados. No. Sólo bucearemos en esos mares tenebrosos en busca de las cuestiones referentes a las luchas armadas de la época del llamado "Proceso de Reorganización Nacional", y sus eventuales prolongaciones a tiempos más cercanos. Veámoslo.
"SUEÑOS POSTERGADOS"
Ese procer de la era kirchneriana de la Argentina que es Sergio Schoklender, publicó en diciembre del 2011, un libro, o algo por el estilo, denominado "Sueños Postergados. Coimas y corrupción en la patria de los desvíos" (Es. As., Planeta, 2011). En esta misma revista, autores más calificados que nosotros, se han ocupado de los conceptos vertidos por el Asesor de la Fundación Madres de Plaza de Mayo. No los vamos a reiterar. Pero ya que, con cierto atraso, lo acabamos de comprar y leer, queremos consignar algunas perlitas escondidas en dicha ostra edito-rial, que, tal vez, no hayan sido re¬saltadas antes.
Sin dar una fecha exacta, situando el caso alrededor del año 2003, el ilustre parricida y no menos célebre estafador, anota:
"El programa que sosteníamos con las Madres era totalmente revolucionario. Se había nutrido también de compañeros de los Hijos de las Madres. Nuestro objetivo era la revolución. La única salida que se veía lógica era la lucha armada. No veíamos otra alternativa para enfrentar el menemismo y el neoliberalismo. En aquella época en el sótano de la universidad (nota: de la Fundación Madres de Plaza de Mayo) guardábamos de todo. Si me llamaban a medianoche, yo pensaba que había volado la universidad. Cuando se produjo el enamoramiento entre Hebe y Néstor (Kirchner) tuuimos que sacar urgente todo lo que había en el sótano y hacerlo desaparecer [...]. De todos modos, tuvimos mucha relación con grupos que propugnaban concretamente la lucha armada y no escapamos a su influencia" (óp. cit., págs. 85, 87).

Son párrafos que no requieren glosa alguna de nuestra parte. Se comentan solos. A lo mejor un fiscal verifica si los delitos de sedición, asociación ilícita, rebelión y otros atentados contra la autoridad, en concurso real, allí confesados, están prescriptos o no. A todo evento, Schoklender declara que para ese tiempo él era abogado de "Quebracho" , cuyo amor por la legalidad es bien conocido. Lo interesante es que, antes del poder y el dinero proveniente del "enamoramiento entre Hebe y Kirchner", la egregia Fundación de Derechos Humanos (y, de paso, la organización "Hijos") se dedicaban a acumular trinitroto-lueno en el sótano de su "Universidad". Otra mercadería bien cubierta por el afamado pañuelo blanco.
Schoklender también da buena cuenta de la excelente relación de las "Madres", nuestro principal organismo defensor de los Derechos Humanos, y distintas entidades terroristas. Narra los vínculos de las Madres con la ETA, con la guerrilla zapatista, con el Ejército de Liberación Nacional colombiano, etc. De esas ligaduras nos parecen de mayor interés las establecidas con las FARC. De éstas dice el héroe "fundacional":
"Recibíamos permanentemente la visita de los comandantes de las FARC [...]. Los comandantes de las FARC solían decirnos que necesitaban que les enviáramos jóvenes con formación política [...}. De los jóvenes que fueron por medio de nosotros, muy pocos volvieron. La inmensa mayoría permaneció allá [...]. Hebe sentía una gran fascinación por las FARC porque, en cierta medida, sus integrantes representaban algunos de los ideales, del trabajo y de la historia militante de sus hijos" (op. cit., págs. 120, 121, 122).
Trata, después, de las relaciones de las Madres, en especial Hebe de Bonafini, con la Cuba castrista:
"Hebe también se convirtió en la emisaria de los Mensajes de Marcos (del EZLN) hacía Fidel [...]. Ya había ocupado un rol similar cuando actuaba de emisaria de Fidel ante los Kirchner [...]. A partir de entonces la relación de Hebe con Fidel se hizo muy fluida".
Hebe pasó a ser un nexo más de lo que venimos sosteniendo desde hace años: la guerrilla y sus adláteres son simples mandaderos del Departamento América del Comité Central del Partido Comunista Cubano.
Por fin, en su miscelánea, el Caballero don Sergio narra cómo doña Hebe lo comisionó para robar, en beneficio de las Madres, y cómo acordó con Patricio Echegaray (secretario general del P.C.A.) que se convirtiera en su reemplazante, en caso que a él lo aprehendieran por "chorro" (pág. 155). Y cierra sus recuerdos con un dato que nadie debe olvidar: "Hebe era la gran mentirosa de unas mentiras necesarias. Por ejemplo, la cuestión de los treinta mil desaparecidos. Cuando la CONADEP dijo que había verificado nueve mil desapariciones, los organismos de derechos humanos dijeron que en realidad debía haber quince mil. Hebe salió a decir que eran treinta mil y a repetirlo una y otra vez hasta que, de tanto decirlo, así quedó. Un solo desaparecido es un tragedia, pero nunca fueron treinta mil, eso fue un invento de ella" (op. cit., pág. 185).
Mentira que después, por boca del Presidente Néstor Kirchner, quedó oficializada dogmáticamente. Un detalle más de lo bien que ha funcionado el marxoducto Fidel-Hebe-los Kirchner. ¡Felicitaciones!
"DISPOSICIÓN FINAL"

En varias ocasiones nos hemos referido al testimonio que nos diera el General Juan Antonio Buasso, acerca de la conversación mantenida por él con el entonces Comandante en Jefe del Ejército, General Jorge Rafael Videla. Lo recordamos ahora.
Buasso contaba que en marzo de 1976, estando él y el general Rodolfo Mujica prácticamente en disponibilidad, por su condición de nacionalistas frente al golpe liberal (situación corroborada por Rosendo Fraga, en "Ejército: del escarnio al poder (1973-1976)", Buenos Aires, Sudamericana/Planeta, 1988), fueron citados, sucesivamente, por su superior. Como ellos ya estaban algo anoticiados de lo que se les iba a proponer, con su argumentación respectiva, acordaron entre sí, a fin de dar respuestas coincidentes.
El asunto que Videla comunicó a ambos generales, comenzando por el más antiguo, que era Rodolfo Mujica, su decisión de que se hicieran cargo de la Policía Federal Argentina. Aceptada la resolución por el subordinado, Videla los interrogó (siempre cada uno a su turno) acerca de si sabían cómo debían proceder en los casos más graves de los terroristas que fueran detenidos. Ambos militares nacionalistas respondieron que sí lo sabían; que para eso se había reformado el Código Penal, concordado con el Código de Justicia Militar. De otro modo, que se les instruiría juicio sumario castrense, y dictada la sentencia por el juez militar, en su caso, sentencia de muerte, se procedería a fusilar al convicto.
En ese estado de la cuestión fue cuando Videla les dijo que eso era un dislate. Que el Dr. Henry Kissinger le había comentado una situación ejemplar con opciones diversas. Por un lado el General Francisco Franco, en España, al querer ejecutar la pena de muerte contra unos etarras condenados por los Tribunales Militares, se había visto enfrentado con la opinión adversa de todo el mundo, incluida la del Papa Paulo VI. En cambio, Idi Amín Dada, tirano de Uganda, "se pasaba a la cacerola cinco mil tipos cada noche" (según expresión textual), y nadie decía nada. Luego, para Videla era obvio que el segundo camino, el aconsejado por Kissinger a los militares iberoamericanos que debían contener el ataque castrista, era el correcto.
Los generales nacionalistas convocados respondieron (siempre en su turno) que Franco, maguer la oposición internacional, había fusilado a los etarras, documentando el hecho en expedientes. Que acá no habría necesidad de fusilar a demasiados terroristas, por la calidad ejemplarizadora del fusilamiento público (de la que carecían los métodos clandestinos). Máxime, si como ellos lo pedían, el Ejército mostraba a la población que el castigo iba a comenzar por sus propios miembros traidores. Y señalaron el caso del Coronel Perlinger, quien se hallaba detenido en Campo de Mayo por haber intervenido en la fuga de los guerrilleros del aeropuerto de Trelew. El otro sendero, el de las "desapariciones", concluyeron, era indigno del Ejército; añadiendo Buasso: "Esto lo vamos a pagar muy caro y largamente, mi General".
De resultas de lo cual, cada uno de los generales nacionalistas fue pasado a retiro. Aún resuenan en mis oídos las nobles palabras de don Ricardo Curuchet en el ágape de desagravio que los amigos le brindaron a don Rodolfo Mujica. Más largo eco ha tenido el debate sobre el alcance de las "desapariciones" que las Fuerzas Armadas practicaron para reprimir a los agresores castristas.
Videla hasta ahora había negado el hecho, había dado explicaciones ambiguas.
Empero, ante la requisitoria periodística de Ceferino Reato, en el libro "Disposición Final. La confesión de Videfa sobre los desaparecidos" (Buenos Aires, Sudamericana, 2012), aunque sin mencionar las entrevistas que mentábamos, da una versión bastante coincidente con aquella que dieron en su momento nuestros generales amigos.
Así, ahora leemos estos párrafos en la obra de Reato:
"Videla se hace cargo de «todos esos hechos» y señala que los alentó de manera implícita, tácita.
"Frente a esas situaciones, había dos caminos para sancionar a los responsables (de las desapariciones) o alentar estas situaciones de manera tácita como una orden superior no escrita que creara la certeza en los mandos inferiores de que nadie sufriría ningún reproche. No había, no podía haber una Orden de Operaciones que lo dijera. Hubo una autorización tácita. Yo me hago cargo de todos esos hechos. Y agrega que, en el contexto de aquella época, fue «la mejor solución» que encontraron.
"No había otra solución: estábamos de acuerdo en que era el precio a pagar para ganar la guerra, y necesitábamos que no fuera evidente para que la sociedad no se diera cuenta. Había que eliminar un conjunto grande de personas que no podían ser llevadas a la justicia ni tampoco fusiladas. El dilema era cómo hacerlo para que a la sociedad le pasara desapercibido. La solución fue sutil -la desaparición de personas" (op. cit., págs. 56-57).
Más adelante, Videla aclara un poco el punto. Porque de lo transcrito podría inferirse que él se limitó a tolerar la conducta ilícita de sus subordinados, bien que compartiéndola tácitamente.
En realidad, la cosa fue al revés. Los altos mandos liberales (Viola, Harguindeguy, Massera, "Pajarito" Suárez Masón, Agosti, Villarreal, etc.) fueron los que ordenaron ese tipo de represión, que sus subordinados, por obediencia debida, acataron. Precisamente, en ese otro pasaje del citado libro, el asunto queda más en claro:
"Más allá de cuántos fueron los desaparecidos, Videla afirma que no podía fusilar a «las personas que debían morir para ganar la guerra» por varios motivos. Uno de ellos era que en 1975 el dictador de España, el generalísimo Francisco Franco, había respaldado la decisión de un consejo de guerra que dispuso la ejecución de tres miembros de la ETA, pero no pudo hacerlo por las protestas de gobiernos europeos y latinoamericanos y hasta del papa Paulo VI.
"Pongamos que eran siete mil u ocho mil las personas que debían morir para ganar la guerra; no podíamos fusilarlas. ¿Cómo íbamos fusilar a toda esa gente?... porque iba a llegar un momento en que ¡a gente diría: «¡Basta, esto no es Cuba!»" (op. cit., págs. 43-44).
"Se llegó a la decisión que esa gente desapareciera; cada desaparición puede ser entendida ciertamente como el enmascaramiento, el disimulo, de una muerte" (op. cit., pág. 51).
En suma, lo que confiesa Videla es un "crimen de guerra"; delito penal internacional. Homicidios calificados por premeditación. Asesinatos deliberados y ocultados. Aunque de pésima manera judicial, Videla y sus subordinados están pagando aquella negra decisión, tomada para su mal y el de la FF.AA. argentinas. Ante tantas "desapariciones", la gente de haberlo sabido, les podría haber dicho: "¡Basta, esto no es Uganda!" Este país africano era el modelo que Videla, en 1976, esgrimió ante los dos firmes generales nacionalistas.
Bien. Aunque el propósito de un trío de lecturas no se concretó, al menos, de las dos leídas sacamos una ,breve y neta lección, a saber: que tan malas pueden ser las aberraciones liberales como las esclavitudes marxistas. Y que muchas veces, ambas ilicitudes se conectan entre sí y se retroalimentan. Una vez más: ¡tomemos debida nota de esta moraleja política y paradoja ideológica! •

 

18 de Mayo de 2012
De este señor, guerrillero confeso de los 70, no conozco si pudo haber matado a alguien en combate de la guerra que desataron, pero sabiendo que no eran afecto a tirar "ni con rosas o margaritas", lo tengo como asesino. Se ocupó con certeza de ser un ferviente ideólogo para envenenar "idiotas útiles y decerebrados" que reclutaban mediante sus "burdos pasquines". Mas tarde fue partícipe del copamiento a La Tablada, hechos que nuestra justicia nunca parece haberse enterado. No estoy festejando su desaparición, sino de alguien que solo hizo daños a la nación, dejará de hacerlo. Murió con mejores sueldos que las victimas militares que creyeron ser vencedores del combate y hoy mueren entre rejas por sus decisiones y profundísimos "DERECHOS HUMANOS"   

 

Publicado en Revista Cabildo N°95
Mes de Abril de 2012
NECROLÓGICAS
Miguel DE LORENZO

La Muerte de Luis Duhalde
Luis Duhalde fue uno de los principales ejecutores de los juicios contra militares y civiles que actuaron en la guerra antiterrorista de las décadas del sesenta y setenta.
Nombrado por Kirchner en la Secretaría de Derechos Humanos, su tarea central consistió en burlar y violar, hasta el asco, esos mismos derechos que debía tutelar.
De todos modos habrá quienes lo extrañen durante las parodias judiciales, esa aberrante rareza a la que suelen llamar "juicios". "Juicios" a los que no faltaba, sentado en primera fila. Su presencia destacada por los medios, sobresalía en las fotos por la rigurosa barba blanca, como de tribuno en el exilio, y por la "humanitaria" compañía de las madres y las abuelas.
Duhalde, imperturbable, escuchaba la lectura de las sentencias condenatorias a los militares, sentencias que él mismo ya había redactado, mucho antes del comienzo de la primera
función. La Carlotto en un comentario radial se limitó a decir que "no había nada que reprocharle".
Una frase que, en tanto evocación de un compañero de ruta muerto hace un rato, suena algo escueta, pero si ella así expresa sus sentimientos, habremos de creerle, porque es mujer de una sola palabra: la oficial.
Tampoco la verborrágica Cris mostró mayor desvelo al recordarlo, pues se limitó a repetir el gastado "fue un luchador". El asunto es que, como la palabra luchador en sí no define la bondad o la malicia del acto de nadie, podría tratarse ya sea de uno que luchaba para que la cocaína se vendiera libremente, o de un luchador de "los Titanes", o —por el contrario— de uno que luchaba por la verdad y el bien. Ninguna de esas posibilidades lo comprende.
Lo que sí es indudable es que persiguió y encerró, sin una sombra de vacilación, a muchos centenares de hombres dignos e inocentes, en la desolación de la cárcel, y de una cárcel deliberadamente sórdida, simplemente para satisfacer el odio más recalcitrante. Es difícil imaginar cómo en la intimidad se sobrevive encerrado en esos oscuros afanes de venganza sin fin.
Lo real es que más de cien viejos —y no tan viejos— hombres de armas, que estaban enfermos o que enfermaron en la cárcel, murieron en el ambiguo lecho de la prisión, en clara situación de abandono. En todos los casos, las organizaciones de derechos humanos, bajo su tutela, celebraron que se les hubiera negado lo más elemental de la asistencia médica. Tal vez, enaltezca aún más su memoria recordar que, ni siquiera en el GULAG, Solzhenitzin dejó de recibir cuidados médicos cuando estuvo enfermo...
No podríamos olvidar a los familiares de los perseguidos y encarcelados, que han visto cómo en sus hogares avanzaban la oscuridad, el dolor y la desesperanza, haciendo de sus vidas sombras dolientes. Sus peregrinajes a las cárceles son como los retratos de la humillación y de la indignidad que deben soportar en cada visita, de acuerdo a las órdenes dadas por Duhalde. Sólo pueden entenderse esas imágenes espeluznantes, recordando que el que las organizó de esa manera, dirigía allá por los setenta, la revista "Militancia" donde en una sección "cárceles del pueblo" se describían parecidas y peores bestialidades de los muchachos del E.R.P., sin una mínima señal de misericordia.
Todo indicaría que, casi al final de la vida, su cabeza seguía siendo la de un terrorista. A pesar de que hizo todo el daño que pudo, sus socios en el espanto, los antiguos asesinos del E.R.P. y los siniestros ladrones del progresismo K, como las hienas, apenas se detuvieron sobre su cadáver. Dios, en su infinita misericordia, se apiade de su alma. •


12 de Mayo de 2012
La voladura de la Superintendencia de la Policía Federal

Creado por AlmenA
Por Guillermo Calvo

El 2 de julio de 1976, poco después del mediodía, José María Salgado ingresó sin inconvenientes al edificio de la Superintendencia de Seguridad de la Policía Federal Argentina (Moreno 1417), llevando en sus manos un portafolios que contenía el artefacto explosivo que le habían entregado, momentos antes, Rodolfo Walsh, alias Esteban, jefe de Inteligencia, y Marcelo Daniel Kurlat, alias Monra, comandante de la Columna Norte de Montoneros.
Hacía unos días que Salgado, ex suboficial policial y militante montonero (nombres de guerra Daniel, Pepe y Sergio) había sido dado de baja. Sin embargo, conservó su identificación a pedido de la cúpula da la “orga” para poder concretar el atentado, y esto le permitió desplazarse con facilidad en las instalaciones federales.
Desde varios meses atrás Salgado había estado pasando informes -domicilios, horarios, datos familiares de los miembros de la Policía Federal, etc.- a la central de inteligencia montonera que estaba bajo la dirección de Rodolfo Jorge Walsh y Horacio Verbitsky. Este organismo tenía como función principal obtener y procesar la información con el objetivo de prevenir, mediante la contrainteligencia, las acciones de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, y a la vez designar los objetivos que debían atacar los militantes montoneros. En otras palabras, decidían a quiénes debían asesinar los terroristas de la organización.
Minutos después de las 13, el terrorista colocó la bomba sobre una silla del comedor de la Superintendencia, ocultándola debajo de un mantel. A continuación pidió dos almuerzos, ingirió el primero y se retiró rápidamente. Siete minutos después estalló la bomba. La explosión de los 9 kilos de trotyl causó un enorme daño, potenciando sus efectos porque la deflagración se produjo en un lugar cerrado, lo que impidió que la energía generada saliera, concentrándose toda en el recinto. Esto produjo la muerte de muchos de los concurrentes por las terribles quemaduras que sufrieron. Pero, además, otros murieron por el impacto de las miles de bolas de acero proyectadas en todas direcciones. Con total frialdad, Salgado esperó tranquilamente en un bar cercano al edificio hasta que escuchó la explosión, para luego reunirse con su responsable, Rodolfo Walsh, e informar sobre el “éxito” de la operación. El estallido de la mina vietnamita generó la muerte inmediata de muchos de los agentes, otros fallecieron tras varios días de agonía por las terribles heridas sufridas. Los asesinados fueron: los oficiales ayudantes Alejandro Castro y Héctor Castro; el supernumerario Ramón Arias; los cabos primeros Ernesto Agustín Suani y Carlos Shand; los cabos Elba Hilda Gazpio, Genaro Bartolomé Rodríguez y Vicente Iore; los sargentos Juan Paulik, Rafael Modesto Muñoz, Bernardo Roberto Tapia, María Esther Pérez Couto, Bernardo José Zapi, Adolfo Chiriano, Marta Olga Pérez de Bravo y Romualdo Rodríguez (R); el suboficial auxiliar David Di Nuncio; los agentes José Roberto Iacobello, Juan Carlos Blanco, Ernesto Alberto Martinzo y Alicia Esther Lunati, y la señora Josefina Cepeda. En total fueron 24 los muertos. Además, padecieron graves heridas 66 personas más.
El lugar elegido para la acción terrorista no había sido seleccionado al azar. Si bien los informes brindados por el servicio de inteligencia montonero indicaban que al comedor no concurrían oficiales de la fuerza de alta graduación, y que con frecuencia asistían familiares de los uniformados, se decidió concretar el ataque. El atentado fue preparado con el fin de producir la mayor cantidad de muertes posibles, por ello se eligió un artefacto especial. Se trataba de una mina tipo vietnamita o claymore. Consistía en 9 kilos de trotyl recubiertos con 5 kilos de bolas de acero. Al estallar el explosivo mediante un mecanismo de relojería, las bolas de acero se proyectarían en todas direcciones acribillando a los concurrentes mientras almorzaban. Al causar una gran cantidad de muertos se cumpliría el objetivo central de la operación: Aterrorizar a los integrantes de la fuerza, paralizarlos por el terror que semejante masacre generaría. La Policía Federal y la de la Provincia de Buenos Aires eran dos de los principales obstáculos para que las organizaciones subversivas concretaran sus planes de convertir a la Argentina en una nueva Cuba. Esto lo habían expresado los propios integrantes del Consejo Nacional de Montoneros en un documento elaborado en abril de 1976, pocos meses antes del ataque a la Superintendencia. Allí sostenían: “Suponíamos que el enemigo golpearía fundamentalmente por la multiplicación de su capacidad policial, ya que no tenía posibilidad de combatirnos según los principios clásicos de la guerra general, suponíamos que la táctica principal estaría en el control de la población, pinzas de automotores, de peatones, etc. y fundamentalmente el rastrillo. Estas tácticas ya eran utilizadas por la policía, pero sumado el poder del aparato militar de las FFAA a la capacidad policial, se multiplicaría enormemente…. Mientras, golpeábamos a las fuerzas policiales para limpiar el territorio. Esto último se debía a la apreciación que las Fuerzas Policiales son las verdaderas avanzadas de las Fuerzas Armadas. En el territorio, son quienes están insertadas en los barrios populares, quienes tienen el mayor conocimiento táctico y político del territorio en el que nos movemos ….” El documento llevaba la firma de los comandantes Firmenich, Perdía, Yaguer y Mendizábal.
También se quería demostrar la vulnerabilidad e impotencia del gobierno y las fuerzas de seguridad frente a la guerrilla, ya que el comedor de la Superintendencia se encontraba a pocos metros del Departamento Central de la Policía Federal. A su vez, el atentado serviría para levantar la moral de los guerrilleros, en declive por los constantes golpes sufridos a manos de los efectivos nacionales. Se trataba, entonces, de una operación que intentaría causar un daño mayúsculo para producir el mayor impacto posible en la fuerza y en la opinión pública, y provocar lo que este tipo de organizaciones armadas busca: El terror. Según los cálculos de la “orga”, el temor que se desataría en la Policía Federal la obligaría a replegarse y los policías se atrincherarían en las comisarías, dejando las calles a los montoneros que podrían entonces operar con impunidad. No en vano el 60% de las víctimas del terrorismo en la Argentina fueron miembros de las policías locales.
Los diarios de la época se hicieron eco del atentado. El 3 de julio La Nación informaba: Estalló una bomba en una dependencia de la policía. El artefacto, que fue colocado en un salón comedor, causó muchas víctimas. Información oficial: 18 muertos y 66 heridos. La diferencia entre la información del diario y la cantidad de fallecidos mencionada se debe a que 18 fueron las personas que murieron en el momento de la explosión o a los pocos minutos, sumándose los días siguientes los que fallecieron a causa de las heridas.
La operación, sin embargo, lejos de producir el efecto esperado por Montoneros, generó la reacción contraria. La Policía Federal cerró sus filas redoblando sus esfuerzos para terminar con la organización terrorista, siendo fundamental su papel para poner fin a sus acciones, contribuyendo junto con las policías locales, especialmente la de la Provincia de Buenos Aires, a la destrucción de las bandas castro–guevaristas que asolaban a nuestra Patria.
Inmediatamente de producido el atentado se abrió una causa judicial contra los responsables. Sin embargo, en diciembre de 2006, la jueza federal María Romilda Servini de Cubría sobreseyó a todos los terroristas implicados en el ataque. En la causa actuó como fiscal Jorge Alvarez Berlanda, para quien el asesinato del general chileno Carlos Prats y de su esposa en Buenos Aires era un crimen imprescriptible; sin embargo, no pensaba lo mismo del que produjo 24 muertos y 66 heridos en el comedor de la Superintendencia. Nada extraño, dada la creciente benevolencia de la justicia federal respecto de los terroristas. Ninguna Madre de Plaza de Mayo reclamó por los derechos humanos de las víctimas y ningún juez se ha atrevido a declarar como delito de lesa humanidad a uno de los peores atentados que sufrió la sociedad argentina. Los caídos permanecerán en la memoria, en el recuerdo y en los corazones agradecidos de todos aquellos que aún hoy valoramos el sacrificio de tantos hombres y mujeres que ofrendaron sus vidas por la Argentina, agredida por el ataque combinado de naciones extranjeras (URSS, Cuba, Chile, Nicaragua) y el terrorismo marxista.
Declaraciones del jefe montonero Horacio Mendizábal a la revista española Cambio 16
“La colocación de la potente bomba que destrozó el comedor de la Superintendencia de Seguridad Federal, ofrece características similares a la Operación Cardozo, [se refiere al asesinato del general Cesáreo Cardozo, perpetrado por una militante montonera, Ana María González, amiga de la hija de la víctima, que colocó una bomba debajo de su cama] aunque el explosivo era sensiblemente mayor. Nueve kilos de trotyl y cinco kilos de bolas de acero, accionadas por un dispositivo de relojería, introducido en el edificio por un compañero que estaba infiltrado y que había realizado días atrás una prueba con un paquete similar, pero inofensivo. Cuando vimos que todo andaba bien se lanzó la operación que también sirvió para demostrar la alta moral y serenidad de nuestros combatientes, porque el compañero accionó el dispositivo luego de terminar su almuerzo en el propio lugar que luego volaría, y se retiró para ello con 7 minutos de anticipación.”
Apuntes para la biografía de un asesino terrorista: Rodolfo Jorge Walsh
Rodolfo Jorge Walsh, nombres de guerra Esteban, Profesor Neurus o El Capitán, nació en 1927 en la isla de Choele Choel, provincia de Río Negro. Tras el triunfo de la revolución cubana se trasladó a la isla donde fue fundador de la agencia Prensa Latina, brazo mediático creado por Fidel Castro para expandir la ideología marxista en el continente. En Cuba se desempeñó como jefe de los Servicios Especiales de la agencia, entrenándose especialmente para desempeñar actividades de inteligencia. Ya como agente cubano y con dinero castrista volvió a la Argentina para fundar el periódico CGT de los Argentinos junto al sindicalista Raimundo Ongaro -uno de los principales responsables del Cordobazo- con el fin de combatir la llamada “burocracia sindical”. Pero el cuentista y escritor no solamente se dedicó a las letras, sino que la propaganda y el odio desplegado contra el sindicalismo no marxista se concretó también en los hechos. Rodolfo Walsh fue uno de los ideólogos del asesinato del líder sindical Augusto Timoteo Vandor, la llamada Operación Judas, perpetrada el 30 de junio de 1969 entre otros por Raimundo Villaflor, Carlos Caride, Dardo Cabo, Horacio Mendizábal y el propio Walsh. Más tarde, el 27 de agosto de 1970, el comando Emilio Maza de la organización armada Descamisados, integrado por Walsh, asesinó a otro líder sindical, en este caso a José Alonso. En la misma línea de sangre participó en el asesinato de José Ignacio Rucci, Secretario General de la CGT, el 25 de septiembre de 1973. Ese mismo año fundó junto a Horacio Verbitsky el diario montonero Noticias, al incorporarse definitivamente a la “formación especial” después de su paso por las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP). Fue uno de los organizadores, junto a Carlos Goldenberg, del atentado dinamitero perpetrado el 2 de noviembre de 1974, que produjo la muerte del comisario general Alberto Villar y su esposa en la localidad bonaerense de Tigre.
El 2 de julio de 1976 fue uno de los principales responsables de la voladura del Comedor de la Superintendencia de Seguridad de la Policía Federal. También fue fundador de la Agencia de Noticias Clandestina (ANCLA).
El 25 de marzo de 1977 fue abatido por las fuerzas de seguridad en un enfrentamiento presenciado por numerosos testigos en plena avenida Entre Ríos entre Humberto I y Carlos Calvo.
En recompensa a su trayectoria terrorista, una plaza, una escuela y varias cátedras universitarias y calles llevan su nombre. Para conocer el verdadero papel desempeñado por Rodolfo Walsh en las organizaciones armadas se recomienda la lectura de Años de terror y pólvora. El proyecto cubano en La Argentina (1959 – 1970), ROJAS, Guillermo, Buenos Aires, Santiago Apóstol, 2001.
Biografía de un luchador social: Horacio Verbitsky
Horacio Verbitsky, nombres de guerra El Perro, Roberto y Horacio Salazar, nació en La Plata el 11 de febrero de 1942. En 1972 se unió a la agrupación terrorista FAR (Fuerzas Armadas Revolucionarias) la que, más tarde, se fusionó con Montoneros, integrándose H.V. al aparato de inteligencia donde actuó bajo la dirección de uno de sus mentores, Rodolfo Walsh. Al igual que Walsh, como responsable de la inteligencia montonera, Verbitsky fue uno de los encargados de seleccionar los “blancos”, es decir las personas que debían ser asesinadas. Pero no solamente seleccionaba los objetivos sino que participó directamente en otras acciones como el cruento copamiento del Regimiento de Infantería 29 de Monte en Formosa, ejecutado por Montoneros el 5 de octubre de 1975 –asesinando a 12 hombres, la mayoría de ellos conscriptos-, y el atentado en el estacionamiento del edificio “Libertador”, el 15 de marzo de 1976, que generó la muerte de un civil, el camionero Alberto Blas García. Días después, participó en la voladura del comedor de la Superintendencia de Seguridad de la Policía Federal, asesinando a 24 personas más e hiriendo a otras 66. Viajó al Perú donde contribuyó a la formación de diversas organizaciones terroristas locales. Fue detenido en pleno Proceso de Reorganización Nacional, detención durante la cual sus ex compañeros de combate suponen que se dedicó a entregar a “compañeros”. El versátil periodista–terrorista colaboró con el comodoro Juan José Güiraldes en la publicación del libro El poder aéreo de los argentinos en 1979. Reapareció en la década del ’80 como uno de los fundadores del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), ONG financiada por la Fundación Ford, que vela por los derechos humanos de los argentinos y es la encargada por los sucesivos gobiernos de revisar los ascensos en las Fuerzas Armadas, de manera de evitar la promoción de presuntos represores. Durante los meses previos al asalto a los cuarteles de La Tablada (23–24 de enero de 1989) desde el diario Página 12 -fundado con fondos provenientes del ERP y del gobierno sandinista de Nicaragua– promovió las más variadas formas de insurrección popular. Como se ve, nos encontramos frente a un verdadero hombre polifuncional: escritor, periodista, oficial montonero, terrorista, experto en inteligencia, delator de sus compañeros, fundador de organizaciones de derechos humanos, escritor de obras de estrategia militar, colaborador del Proceso, asesor presidencial y posiblemente agente de la CIA. “Participé en enfrentamientos armados, y por suerte no murió nadie, porque me sentiría muy mal”, le mintió al director de Perfil, Jorge Fontevecchia. “No fui importante en la estructura de Montoneros. No era el que soy hoy, tenía un nivel bajo”, volvió a mentir. ”A Mario Firmenich lo vi sólo dos veces en mi vida. Nunca tuve ninguna relación especial con él”, continuó Verbitsky. (Perfil, 4/11/07).
Fuente: ACUÑA, Carlos Manuel: Verbitsky. De La Habana a la Fundación Ford, Buenos Aires, Ediciones del Pórtico, 2003.
Parte de guerra
Buenos Aires, 2 de julio de 1976:
“A nuestro pueblo: En la mañana del día de la fecha, el pelotón de combate ¨Sergio Puiggros¨ del Ejército Montonero, aprovechando una falla en el dispositivo de vigilancia y control de la Superintendencia de Seguridad Federal (ex Coordinación Federal), colocó en su sede central un artefacto explosivo. Cumplida su misión, los compañeros se retiraron sin novedades y, posteriormente, tal como estaba planificado, el artefacto detonó a las 13.20 en el comedor de esa dependencia. Los medios de información del Ejército Montonero estiman en 85 el número de bajas causadas al enemigo, de los cuales 25 son muertos. No se descarta el que esta cifra pueda llegar a ser superior. Los daños causados al edificio son importantes, estimándose que la capacidad operativa de este centro represivo quedó seriamente afectada por un lapso de tres meses. (…) Hasta la victoria final. MONTONEROS”
Autor: Calvo Guillermo
Dejar un comentario

A 28 años del 2 de Abril
MI HOMENAJE PERSONAL
AL SUBTENIENTE OSCAR SILVA


Hacia fines del 2004, en una de las visitas habituales a la librería Santiago Apóstol, me llamó la atención un libro entonces reciente: “Malvinas: la última guerra romántica”. Su autor, un veterano de la contienda, el Teniente de Infantería Comando Dámaso Guillermo Soraires.
Adquirí la obra, publicada por Ediciones Camino del Bajo, y al llegar a la página 77, lo que empecé a leer me causó sorpresa, emoción, gratitud y un llanto contenido que todavía me asalta en cada releída.
Cuenta Soraires que el Teniente Frecha encontró el cuerpo sin vida del glorioso Subteniente Oscar Silva, caído en combate. En la chaquetilla de su uniforme de batalla había “una poesía que recordaba muy bien”, titulada “Maestro de Combatientes”.
Soraires agrega entonces, antes de proseguir con el relato, una evocación en prosa de unos versos míos que incluí en el prólogo que me pidiera para su libro el entrañable amigo Miguel Angel Ferreyra Liendo.[1]
La parte evocada en prosa es aquella que dice en el original:
“Que no me ofrezcan lo que nunca tuve
por compensar lo que nos han quitado,
el honor de decir: donde yo estuve
flamea un estandarte soberano”.
Acota al fin Soraires, que el Teniente Frecha llevaba consigo aquel poema postrero del Subteniente Silva, y al que el caído había titulado “Maestro de Combatientes”. Pero que él juzgó lícito hacerle un cambio, y así se lo comunicó a “un Oficial de Marina” a quien le narraba la muerte heroica de Silva.
El cambio se debía, según el Teniente Frecha, a que “ya no flamea el estandarte [en Malvinas], sino que hay que arrebatar el estandarte”.
Transcriptos los largos y vibrantes versos del Subteniente Oscar Silva —“composición actualizada” por el cambio de Frecha— “el Oficial de Marina manifestó su intriga por el título original del poema que los había motivado: Maestro de Combatientes. Frecha le responde que el subteniente Silva había abrevado para su formación en el Centro [de Estudios] Nuestra Señora de la Merced, donde había conocido al maestro de combatientes, un profesor de historia e investigador, que le decía que se podía perder una guerra poniendo a resguardo el honor de los protagonistas. Teniendo en cuenta esa premisa, además de renunciamiento y sacrificio, el profesor de historia le pedía a su discípulo que ante la contingencia de una guerra, al combatiente le era debido decir: «no me ofrezcan lo que nunca tuve por compensar lo que nos han quitado». Para poder decir, donde yo combatí sigue flameando un estandarte soberano”.[2]
He de vencer el natural pudor, y Dios no permita que sea pecando contra la humildad, para decir que ese “profesor de historia e investigador” que daba clases en el Centro de Estudios Nuestra Señora de la Merced, era yo. Quien repase la colección de “Cabildo” correspondiente a los años que giran alrededor de 1980, verá la sucesión de avisos convocando a los Cursos que entonces tuve a mi cargo. Precisamente, fueron los años en que el Subteniente Oscar Silva llegó desde su San Juan natal a Buenos Aires para incorporarse al Colegio Militar de la Nación.
Desde que leí esas páginas de Soraires no pocos sentimientos se me cruzaron al galope. Miento si no digo que el primero fue el legítimo orgullo, el manso y hondo consuelo de la recompensa espiritual, y el sobrecogimiento absoluto —un verdadero temor y temblor— ante la comprobación de que de los frutos de mi tarea docente se estaba dando testimonio. Pero inmediatamente mi memoria buscó entre esos muchos rostros de tantos alumnos antiguos, la cara del Subteniente Silva, su voz, su porte, su sencillez y su talante. La memoria quería volver por sus fueros para rendirle homenaje.
Un año antes de la aparición del libro providencial de Soraires, yo le había prologado a Alberto Mansilla su valioso ensayo “Argentina tiene héroes”,[3] uno de cuyos capítulos traza precisamente la biografía y la muerte en combate del legendario Subteniente Silva.
De modo que no me era ajena su figura, ni su trayectoria, ni su sacrificio paradigmático. Pero me era ajena la incomunicable conmoción de considerar que aquél, a quien conocí como alumno, conocía ahora como biografiado; que aquél, en suma, a quien traté como joven soldado, reconocía tras los años y la guerra justa, como héroe de la nacionalidad.
Y sobre todo, me era ajena la paradójica unión del gozo y del dolor, del honor y de la herida, de la satisfacción y de la pena, de saber que mi alumno —gallardamente muerto— había tenido la magnanimidad de dedicarme su poema. Pedí Misas por su alma, y fue lo mejor que supe pedir para él. Todo reconocimiento hacia su gesto me resulta insuficiente. No supe ni sabré nunca cómo agradecerle su discipulado, ratificado con la sangre; y la verdad es que, no habiendo derramado la mía en el Sur, no me siento merecedor de su gesto. Ni de ser calificado con el título de su poema.
El Subteniente Silva cayó bravamente en Tumbledown, como integrante de la Compañía Nácar, defendiendo palmo a palmo el suelo patrio ante la embestida invasora. Una ráfaga de fuego lo alcanzó en la cintura, la noche del 13 de junio, mientras se multiplicaba en órdenes y en brazos para que todos sus subordinados pelearan sin rendirse. Es probable que su último pensamiento estuviera centrado en “la primera verdad que es el Verbo”, según dejó escrito en su poema. Bienaventurado él, y los que con él, arrebataron el Cielo por asalto.
El Centro de Estudios Nuestra Señora de la Merced era una noble y resuelta iniciativa de Juan Carlos Monedero. Funcionaba en un modesto local rentado en la zona céntrica de Buenos Aires, a costa de austeridades compartidas, y no debo disimular la precariedad y la escasez de medios con la que nos movíamos. Tampoco la sencillez de aquellas clases mías, sin la pericia que suelen traer los años de carrera docente.
Sin embargo, la gracia de Dios, que desde el pesebre sabe hacer brotar lo grande de lo pequeño y la flor del lodazal, hizo el milagro de que en ese ámbito de estrecheces y de fervores nacionalistas católicos, y a pesar de mis limitaciones, se contribuyera a la formación de un héroe.
Quienes aún hoy nos dedicamos al magisterio, y estamos tentados a veces de maldecir nuestra suerte, de desesperar de la ausencia de frutos, de protestar por la indiferencia de quienes son nuestros alumnos, debemos pensar seriamente si detrás de esos jóvenes que se nos ponen en el camino, no hay un Subteniente Silva aguardando la noche de la próxima Reconquista.
Antonio Caponnetto
NOTAS:
[1] Miguel Ángel Ferreyra Liendo: “Romancero de la Guerra del Atlántico Sur”, Córdoba, Arpón, 1984.
[2] Dámaso Guillermo Soraires: “Malvinas: la última guerra romántica”, Buenos Aires, Camino del Bajo, 2004, páginas 80-81.
[3] Alberto Mansilla: “Argentina tiene héroes. Cinco semblanzas de la guerra de Malvinas”, Bs. As., 2003.



10 de Marzo de 2012
Publicado por Revista Cabildo N°94
Mes de Marzo de 2012-3era.Época
VENGANZA TERRORISTA
Christian VON WERNICH
Sin Dios para Todos
data:image/jpeg;base64,/9j/4AAQSkZJRgABAQAAAQABAAD/2wCEAAkGBhQSERQTExQWFRQWFxgVFxgXGBgYGRcUGBUVGBcWFhcXHCYeGBojHBQVHy8gJCcpLCwsFR4xNTAqNSYrLCkBCQoKDgwOGg8PFCkkHCQpKSkpLCwpKSkpLCksKSksLCksKSksLCkpKSkpKSkpKSkpLCwpKSksKSwpLCkpKSksLP/AABEIALcBEwMBIgACEQEDEQH/xAAcAAAABwEBAAAAAAAAAAAAAAAAAgMEBQYHAQj/xABEEAABAwIDBQUGBAQEBgEFAAABAAIRAyEEEjEFBkFRYRMicYGRBzKhscHwQlJi0RQjcuEkgpLxFUODorLCMxYXNGNz/8QAGQEAAwEBAQAAAAAAAAAAAAAAAAECAwQF/8QAIxEBAQACAgMAAgIDAAAAAAAAAAECEQMxEiFBBFEyQhMiYf/aAAwDAQACEQMRAD8Aii+ASTA1VY2tvG55yUZA0zcXHkEfejaJnsWnq/x4NCkd393MrSXAZwM7v0tBEsb1Mx4qLVya9nO6HswfijNZ+TQlje88tP4pNgBPVaDs/wBkeEoFrnUnV4J0JdP5S4W1vYKHp4uoGuZRLKTQ0vPfuWtd7og+9PDop7creo5nUqzzlIlpP4Y1BjmuTk8+4m7/AG7vFuFgnhpGEbTERLQ5hkxe0adVm+N9nGck0HFoJDWNfJzOcYADgLDqea2zbmODsM4fieWtAOoLiIPpdMMLQawU6THHtG++6LMaTI1/HdXx5eUG7GCDFYjBv7OsxwA/C8GYBiWk6ix6Kew+K7RuemQQefA8lrG9G5tCvhXZu0qEBzgSRmLhxzESNfDosJq0H4Ku5pu2Y/qaDEjqtZn8XJ5LJSzE94tEcpv5oS8G0OHiQQiClmhzXmDe0aFQm2dqvpnI199SYFgdL81dpSbPcdvAKZggE/lBuPHkojFb0PdYBjR4ZioYPzOi9+PNO3UcrDAhT7X6lTexce55dn70RwFheVKvrjiPUf2UHu8DLoA0E/FTveg+7PC504ox6LP1SeWmToPQpuXUhy+Kdmq4fhPkUk6o78nxCpIj6lJ1yR6kJI06fBx9Sl+ysSW6cLJP+IAtkN+TdUjcbkH4v+5cqNBNnkehXIH5COXdmV0ta0SW6/pQHAw/nkeAQAPM+gXP4hhtA8IISbnU+XpKDPcV7gP3oow1FI4090Qmb2ta28T1W+HTny7V7bvvhMna/fJKbRxIe8kXHPmiEX++Sxz7dPGLV1H3xQOnn9EKouPviUHaef0UqHH0/ZFGqP8At9QiDVJVFeg8/fkFyoUZyaRTw8/mu8D5fNA8EP3H1TSUYLLqUY2wQUbaJ7djB9vic75MEGwJ77jYQLmLm3ILZdploZTDadJhrZqLiwZiWCRTIbGYyQSHRqAqL7N90nV8K/EUapFVtVzSwN4dmCDmkETJFui1DC4SgzLVfWa1rQxgEw5oa2G5+OcH/ZRubYZXdV7ZdNlSphqdR3YOa004gNNRkDKDEOAMuFzdKOwrgxhcAcj3UZsMrJdkkjXjB5JYbuNc6WHO5z5NQEuLWgzLb94ka2subZwb5Aa14LwMzQ2Gkj3fC3HqjWqkz2tt95f3S1wDxlc2dQ3II8LlTuzMR2Ya0nu8SQRJJkucep5plsHABgc1wYXMc0zE6m8HzT+pSyucx3ETJ5E6KLlu+iPTtclxZMRmbEWd4chdUr2j7pMqUHVaTQ1zc1QgWmwJN9SYNvBWR2z3ZnOaSQDBJ14Sb6pHemsTR7ISIMl0TDSIg3us8v5TKHLpimzMa0UX5hOS4uRZ2g9fmoSC919TcpfHUzTqOpzoS09crrfJL7MpauIm668bttfU3DVtCKrR4fVPscyGFIVv/nbbl9U62gQWG3BUz/RXYNElzodFhwmdVO9i788/5QoLYmXMcwmw58zyUy2swaR6lLHpXJ/Isxh4ut4BJOaRoWnyMonZU3dI5Erpw7PtxVJAl/DJ8VyHGZIFuE3SjaTY4/6iU3fTif5jgPL0QAAcPy+pRSanJvqbof5ifRdcf1kHwBlIwbmgkwTwAMfFcNRw4R5grgH6gT4D911rDOojwQBsU61+qrG18dmdA90A+cfRTO3nHugaEEn1VcxVOCPArT+rOe8jIKYwGw6lZ1u60nU/RR+zsL2jw06au/pGqs//ABMjS0WHgufky07OLDy9pLZ24VNxHaOM6TMD0TTeHc2nTOWk+40m4P1T3DYyWB73G/D5JSrVY6JBE9VM3o7cZVFqUSwua4QRFvMJuzVXLeDZ7KlMuZ77B/qbxHlBPqqc0X9VcZ2k6iO7j4oOCB1PiVXxP1w/fqV39x/7Lh4ffErp+v0KZHDNEF1oQWbVq/sd3kw2HwzhUzNeajsxgkFsNy8dQZHmpXEPpVqtSpVrlxjMIZBeZENvpb0hZ3ulRH8OXZgSahbkgyAGg5piI4ayrdhsEcotHLr1S4+OY22fa5qsOFbTp1KjqOYsEAF0TfW4+aktlYkvrFxccrRYST0FlB4HF9k0gtBBOkcean916RGapHvC3KOoTz3Jam3SSx2AyuY4AAuDgcosTFvDSU1xdHtHtcZDg0aHkZJjklW7dP8AEGk/LlmQY6D4apvU2iRjASO64FsaQ0SL/Nc+ONLaSJIIImADm6yeKhN7MUW0XNAa4kCePdnQctITvaOOd3W05cX2cbCOFlF7U3f7NneJLnd3vG5J0I6BVMP2JWF7cd/ianDvOsOEnREw+IePdFp5pTbjIxFQcnu+BS+z8PLZXRi3vrEy7ZxqAx3vHxTjEV6mUhzRHQolSnFYDp+6cYthynwVaTvo93fqw51ibDTzU62oT+E6cYF1AbAkudBAsNfEqbJf+UHzSx6PP+QHEugg03JCWD/lkeLUsW1P0DzJRXNqQNPCSqSTaGGSGGPAoduAIy25ZZR87/y/9yGd/KP8wSBB1SmdQB4hcJpj8LfRHr4hzTGUujjI+qKyu/8AJ8QgxS6mfeDeQuk8jCQBEzwJTgvJ/Dp4XSP8U6R3CLxMBAK7SZNIGOX91V9oDvjwcrdjG/yR5fRVzb1DLUZHFp9YVW+kye4ZbDEGoeOUAeZv8lJMoyonZGHJLncB8SfFT9JpI09Fzcnbu4t+KRw9EdmJ4AJrXrcYhvPj6ckHYnKzKmziTmmImW310JEJTMv8e7dk8TjMo+9Cq9XGVxjmY8CpbaNORM+PRWvA+ztuJwDKrDkxJBIDnd2o2+UEH3TEQRyW0sc9lxvtnb9EOvNLYnCupucx7S1zXQQbEHqkGtufP5qvhOi/31XCf3+a6RceCBFh4/RAOg5cQKCzarjuF2RpltVro7Uy5hvlLW2giOa0EYRhGWm/O1pIaSCC6OSqnsz2ZQOCq1age54qkNY0xmAayZgEj3teiveE2dVLJZSNJh5mLdXPglXjdua9lcBgadJrH4imXhx7oDhIImc4nTRTeFwjajnlvdYTDGiAXBojQ6CeKjdnbsgPpGpUa4OJhjTMwCdRwtJU3idluNQd9rBNgBEhsRHhOiWSLETtbDHsn1GMZLdD+JrQ65bzPU9VX8KKlWoMzpEZuuUHSeav42WGSS4wB4R1WfVMWKdapBL7uAOkySQU8cfha9HtV8vaQ7LlkeXOFJPBg1GNfUIBmo+4HdPugnTTRNN18AKznZrP94HWw1Eeas+0dmltGp/MAblJMiBAB62UZYehp5f2+T/E1P63fNO9lnueqabwD/EVP6nfNPdlVYYB1KrF0ZdGtT/8hvh+6d489w+Ca1nf4hpgx/unWPILDHLkqR+hNh05qRJFuCsrKQHEnxIVc3fIzOzflHzU+KLImPmlj0rPt19F3BxHkEh2R/OfQJUlo+ykX9mZ08iQqQUZTMHvm/QW8kn/AAn6p8Qiuo0xEkidJJQa2nBg6/qQbpw4/N8P7odgctn+osiZWWGYyf1T8kYlukm1veQCQpP5tv0KN2LhfM3wgo7qegDojkRJ8UnUbrDiYBm4KJPZXo7xQ/lN8vkFD7x057K4FnXNh7s/RTGLP8tvl8lD70t7tLxP/iUURWsFtB9OzTYkSCAR/ZW+hUBb3L3PCPEKkM1Hj9VLbL2j2TnSC4EzYxeTfks+TGWOnizs9LFlmQUyriFLDBPqU21m03ZHe6ef3zRW7tV6nvgU6fEkguI/SBp4lc8xtrpvJjJ2Y7F2SK7wXHuA3H5iOHgtT2WwAAnw8ANI5LPHUxSyNZoDPj93Vz2ZXJLWgEiJceDSRIHiujx1HDnn5XaG9ou49bEVzXwzQ/utztkBxjRzZsbW14LLa2Gex7mvaWuBghwIIvyK9F4eqbAam330/ZMt6t18PiqcVW94Du1BZw8OEdDZVJUbefOPkjH6n5BP9t7GfhaxpPvxa7QObwI9PKEwPDxP0TV8OUETMgo02a57HTGCqOzuH88iG2EZGkl7okDTitGp02vYXuc5xcJ42vwJ+iyb2Rbb7OhiKUjvODgCCc1gHR+EOjmtdftGnToue+AGNlzjawFyQOK04525cqf7MwFJrg9gAcQeF4tPz4KP3v2nRpGj2jw2ajTfgJiSdAJWf4T2mVDVquoU5kltNzz3WtzNklguScoA01Rd5toZ6IdVPaPa0mXidXZnQDwF4Gg0WefJPhRfdsb6YU4erlq3LDlEOl0ixAi4/ZZnV2w57gKVMm8EvlomNBxJ4o26+y31AKrKIiHz2shsGzIAu4RJjTQKV2thMS19LIHRklxYxkCoZzZRERB43Oqi82uxo53RxrW4thr1KlN2jQCWsLiR3TrmB69NFp2Poh9N7SQJBuQCB1INiFnW51M12Vs2Z9WiWGDBZUBJ0BEscQ2o0jS4MAi2g7Uw5qUXsbEuEX5cdei0xu8aI8o7wH/EVP63fNJ4enIJk9IS28zYxdZo0FR4HgHEJXZtKW+ZRi2zvpHkHtAL/fVLVmW/F6o1el/OA6funGMpENKrSN30W3fkOcQCTA8dVOjEn8rlBbug5nQQLDUTxVgDXQZcJ4cvNGPR5diGufyuXHPMe67nYI8O5iegKI8O4EDyKaSBxBP4XHyRnGeDvAtR6gda4+SJD+Y+KAI7EwSMjh4AQjmo78ro+PoihryQDljjcykyKvNnogygJOrTEToPgkqlWx7pEj8sIwdU4hvqUSsXQZiOk625pzsr0d4j3B5fJRW8vu0vE/8AiU+7SQByn+yj95PcpeJ+RRkMVTp6jxHzVl3T2MK9Zz6gPZUzLv1GSRT8+PQKK3f2O/FYhlKnqTJJ0a0Xc49B+wWnvpUqNHsaAgA68XONi49T8EqrenNpbSNQtDIbTYRbTSwgDhw8iu4rHSIHn/skm4W3Th4aD1ufNOMLg5KnWvZdoZjS+pBHG2unVWPCbQ7PuZC0EzMcevNS2AwoYJgJw8gEuMWEpeR6HwjwwEmM2jRzPH6fFKY3EEMJcZaxpLiCJnlHTRRmJa5hzv8AfPut/IObuvGOqZY6kGU2NN6lZ0npTBn4laSIV7f7BirhzUjvUiHDnkfAcPkfJZqdR5/RbNj6Yqtr0z+JuX1aR+yxhwg34Ej0hFisaOSuoqCzbbaL7Jd36tXtK4aRTpGWvMFvaNAOQiQSC13IjRXLfDaWJfhXtqZSwtvkZlNnAiINz3Ra3HwVL9nO1HDB16fauZleHhkOyVA4Br8xBFwGiArFg6Qq5X13uc10QwudAIOvPhppdTc5Nxz2e0RuVsbOxzoJeXnLmAAa2bOAH10iymdsbt1KcuFSS4EEwIAPvX9VYcI+lT7rcoE2aAAJPzUdvLt1ooujvRw8OELm7p6Pdn7fyANbB4W5R8B8FKM2yIngfmOMfFZezar2gPbAnMRJBsGi5GsXBnQp3g9tVa7MoqAUpgvA71N0gF0EXbAHjB4pzVo2tO0MRTw9UVRWFBlY53AEyQ0OaXHQAktgNvMkq4bLy4mkXUsY+qy7SWhvpdsixVV2zufTrvbSpPa9zGBlPviadJt8rGz3nm5c8z71gNVZNzN2a2Da4VK7nU47tInMGcSQ86cbCy6ML718J5w3np5cZXbe1R4vrGY69U52W1vZ3PEpDfKs07QxJbEGtUIj+souCxgY2DdXPTSzc9CYgDt2wfu6dYyMh8EyqVgarXjzslsRjg5pEQnuF4043eALnSYsOMKf7JvBxtr3lB7tDvOtNh81YQCOB9AidFl2Ta1ovJJ6uSWVvMz/AFJw4kiMpjwCI5kaM84CaSJDQBJInm4rheyCA6J45rpR1Q/lPoFwNJ/CLcwEGQDm2AeZ55pRalVoMF59R+yVOYfg+ARBm1DPg1AEfWYePo9IvaNQ8u0ETI1Tl4t3qc+ABhI1XiGgNy3n3Y/3VY9ll07S98+A+qa7x+7S/q+hTjC+87wHxlKVaIfWwjXaGtTB8J0RmWC17jbtDC4YudHbVve/QwXFOfievgpLE4NrBZoBNv3TqnWDLvIaJcZNhr18E1q4htRxIIIFraTafvxWdu7pfzZq6ku4XalESM1wSNDqLGLXulcT7pMxbXyVXds+HHLZ5BYOggEwOH7rl/J/I/x2Yuv8bgnLLbVyO36Wknl7pRW7Up1S5jXyWgFwAOhMwfGFUf8Ah0UwHXySQSZJgak81YN1dkgU3VNO1dmceJAEAD4+qjg5byZa+K5uHDDHe/Z6TneXuPdF3H7+SjDizWxBfoG2aOTRYBSG1C53dpgBg0APxPM9U1wmEyNJOpXouAm1/eeeo+AWVbfoZMTVHDOSP80O+q1Jo7rj1Wc7504xM/maD6W+iKcQ4KC4EFDRouy6YoUadCczi6XQZl56OtYEDyVoeGikSfHNy6tPJVKpSdTpmp3SbAZoIzOMC3GJTnaW2P8ADlhqd+CzkCdQT48ly3dqN6K4rboY8ZnwDoeB8Dz4qF2rvCarYBc0CbkmHXsYjW3Gyr+09pipljgIPW4t4WS+DbnpmCM7bgGO8CLgA6ka+avx9ItExO0HODgBBdItM5YTh9Cq0AMcWtFpbxDQIkjiTwTPCY6KjctnZgDyg2MdLlWHBU3Ou+qGyCcoaRHKTGqepPQlLbO25Xrvpdq4sDCQatNxY64ibfMJbb1PHMIAxNYtdZuaq6HDpeNNUjRw7WzBNzJFrn0T2hhnPBGd2UXAJ7rXdOAVTj1fSkps7b/Z0wK7KFQ8QaLXfAt+qndn18E51NpwOHz1GOqA9gwC0EjWxgzCpTGiCLmdDOl9bKyYcwyi8asykebcrh5glaX0JVpDMIRBwWHj/wDkz9lT96aGyyKlP+GFGsB3XUmvAzES0EB2Ug+CsFKtOWOMEeYVK3xZGJP9LPkkaJ2VgA0EsbE6kypJjHTcjTgkGODaQF5cbH1/ZcFY/mKJSpUsd+n4pNzXc2/FGxFWMoBcHRJPpw80kHiAJdM+ZTm/ouvh5R2e9zcxc1rTPeuRbhbQrlPBBxAD5PhA9SVHYzGOpshjnDM5oOml1GPr1AWuBdYgkA6t4ggfeqNhLVKZmAWkDj3kStTcT79uUJOoW/ncJ5Hgk20Abio+B1CYKGm7848x8kjVbp3pvwHj1XSym2cxcSeJMHyRHNpjQmfGR/dOdjLoXCVP5hE6j4hT2yNhOxNZha4NbQIrOJ5NNmjqT6XVWc+KgPL5cVou59EijUqQe8Qyf0tEn1zK84jDo13wH8lz3OOUQQJiXG0dR06lL7CwxFBk6kSfE3THfjCzh2inJmo3MOQHLzVjw9KGjoFz446ytdGWX+khntDCve0BkSCCZMWGnxUWNkVml7oGYggd7QlwJjlxVkpCxhJvWXJhMst1WHJccdRXcLsWtVqZXd1jvehws0GXEdTp5q01IY3K2AAMrQOA6ffFDDmGQONz4cB80o/ZtR+jbeIWnFxTCekcnJc+0YX3TfF4qLFSOKwLaTcz3GeAVeq1sxK3ZG9bGuJA0Cq++1KQx/I5fUSPkpvEVe8o/eClno1OkO823RRFMlcQA6oKWqwYjeB1amGfjt0hw6+AlR1Tab8oByunu3gn78UmMEWPAIMk5Z/WIlo8JCcNwcsaQO/mnUQQD190yFPjIxMcTRDbgyOHAkc45JS+RpGhJm2hGnW4KeYrZ5glsFoJ48CQeJ118U2ZjQA5kZpIykcI0PpPqmTuGw7i4ZcxdM2aTp0VmwtLK3+aC0mRlPlw1Cg9k7SqNeOzfldp92WjYDdbE1mB4yukCXOdq4kkkRPT0Ss3RFdpUKVu7Ec5AR6gbHd06EwrU3cHGR/y4/rJ+AYk6u5GIAuaY/1n/wBFSlawNU3AlTrdqM7MNOacoaYGloTbEbpP1NRkjk2qf/USmtbd2owS2ah0Aax4jrJRSWHC7w0mU2NOeQ0QAJMAkA5jE6KE2rjW4iuCARmAbcCYaLpxR3fr1qjaYpPDBDczmGBpLotIVhxXspyw+hVJqyIzsaGi/ekgzpPBTOjqtY+vR0awkN90gnQcD0uZ46Qk8DTovcSQYGjM4Bc7gC4xA5lWJ24WPMgvoQf0N9RAkJ1/9rXMIdSrd93v5gAL8BAvxTl38LKa6qqbQoZwC1oaRmky0NIJBAF4gaKIfLTBY4eOnkYV7Ps6fTa4mo0DLlMcjqAI1XMVgYZGUGIAsLaR6Iyv6Pj1/ZUamHsMwAi5A5n9giVMPEHp9FJ7Qow4NY0ucRP+yafhgscDOt/dAiIPzWflHVj+PllNwyqYJt3ZQeOl0xq1WxHZmOjSPkphwLIHDUTa2oTPFNeHuiIsW68QDBjldX5RneHOf1MmMDrCl5kH6oPc0EgMykccsD1Rn1anNnhJRaz3x3i2OkzeOaudscukRjqoBMmFqns22u2ps8BwHdqOYTxNmkE+RHosk20yMp5knwiFe/ZJjyKFemWhw7RrhPMsggAf0hVldpxmotO8GFpuY7ISbExyI0RqVSabeoE+i7tSlYy1rTFgNUzwmJLwxrBLiAPgs/rX4XdjgyxlKYL+cTGYNA94ixPJvM/JOX7CbTdnq97k38M9fzI9V7jcHyFgOgjgl4e90Ww5GBAjvH0H7prWxhp2a6Pvkmj8Q7mmuJxdjKtBrjq5cZJJPVRlWqQCl61WU0xRimSmSPpvzPXXjMHDnPxSeFsCUpTKFKE5kEg8CR6GF1O9rYE9s+BqZ9QD9UEK2n6OznkVA/KZeXRfiBcH70TXGUgHETJEAnmVJVKVMky94nhMBMHs18VFSJhGCQCJCtuw9lbPcR2+dh6Bpb6xIVVoNT6nbRELTY9jbp4HKDQgjm1w+MCVP0NjU26T/qd+6wjCY91My1zmnm0kfJWvZPtIxFOA+Kretj6hUTV6eFaOHzSwpBVbZPtFw1UAOJpu/Vp6qzYfFMqCWODhzBlAHFBvIegRgwLsIIAQuQgSuSgBC4QECUUhARG9TmNwz3upipkEtFxDiQAczbt14LMdlberiq1lYNdSJh1Q2LAbTf3gCQedlrW1NnGtTdTzlgcIMAGRyuFQ9seznEBpFJ7ajYkZiQ4QNNCHLPOXuNuPKSaqEdsit2+Wq51NzRla7KSHW5t4EcROqVp7IxHYOrTMVBTylsyMszz4AR4o2y96cTQihiGvyshoD2GRyGZwuArY/a3aAZgXxwNxPPx6rkz5ccbrTs4rnZ3NKdgNh1qzmA0u6DJJESORJ4KK2ls6jVqu7GpEd0DUHKS0EEkGDlzeantr7eNelUw1J5wz6jmtJFJxmneRLJMmwnlPNN8J7Fa5ALsWyCARFN0weYcRC18fOf6tOH8iYZW53V/4h9ibrdvi20HuzNyl7nNP4csiHdZb6qwY/wBkjSSWVj4PBjyLT9FYd1vZ27Bvc/8AiXOLhBhjB3ZmDmDjryIVu7G3P76LbDG4z25fy+acufli8+bzez7EMLQzs3xMhtQTqODogKR3SwH8JReZcahjtMujXCQ1jTxNzJErZcVsCjUJLqbSTqRYnxc26hsZ7P6DyDD2kaZajtecGbp5TKssMsJ3FDqYk9qATAFjOrqh/CBz/dWnA4ZtFuVoAc4AudxJ5Dolz7NqfB9aZmS5pvzuxSTN3HAZTULwPzMbPq2EYY2Hy8kymoihtRwEOuORuPimeJxzToA3wUrjNz3Ou0gHwI+pUHi90MU2crQ/wcPk6FowMMVj+Sj6leeKUxuyq9P/AOSk9vUtMeoso41UA6Dkw2niZAaOaFXFQo578zkAs58NXaTrpu590pRddBiVqDS4yEErU1KCDIDDx3uzbHUHTndMybkW59fRSD8Y0gjtGknk6ZTAgAlTSHoBO2ppQKctKUMoEYIgRkyKNqnlPzT/AAG2KlIyx7meCjQUcFAX/ZHtNqtgVAKg5zBVx2ZvxhqsAuyOP5v3WIJWliXN0NuSZaeiqTg4S0gjmLo/YrDNkby1KbhlqFnQm3grps/2nOZArskHiPmgmgCgjDDhRmyt7MPXAyVACeDrFTIKYJ9gF0Ugjplj9r06QJcbgaXv0R0EFvjsX+U+vTyCoxpcc8hpa0SbjRZhgt96hac1KlA4gxy/dLb4b94jGE0DloYcEZ8pkuNy1hdxBjSBoq2yi6MmSxBvbQ8V5nP4XL1HbxeXj7rdd2tnk02VXhoLgHAMOYQRIObjYqdNFZBubvdisERhH0+2pNMNuG1GA8J0gcj6rYmOkSu3hmPjrFzcm9+yJoIppeCdQuFq20zNOzXCzonRpopppA2yIZEsWIpCATLAiOYllwhANzTCZYzYtCp79JjvFjfnEqTLUm4dUBUsZ7OcE/8AA5v9D3D4GQoLaHslZc0KzmnlUaHD1bB+C0VxHP4hIvrN5/JAY1jfZzjKUwxtUf8A63Sf9LoKhKmz6lJ0VKb2H9TS35hbvVxtMauTartSkRBcCOWo9CmbESEFrjhhCZ7Kmf8Apt/ZcRsPPmzGzUHQE/D+6kKjSf35Rb4plslwl3OB9/JSLNPM/MpAGiwPH7KcNf8AKUhTbHST9P7JSkTcHh8pSM4BRwUiCjtcgFQjJMPRggDhGlERpQAcjUqhbobcuCKggHNPEEGfd6hWLZG++KoAZX52cjf/AGVVzXAStKuWmRYpk1vZXtPY6BWpuYeY09FaMNj8PWbmaWOHksLpbTgZqgBJvYaj6E6eE81JYfeKrSZDXQXEOLW+6G6xHw8E4TWq2AwTzDqdBx6taif8NwLP+TQH/Tb+yz2viA4NIdlLxmF5HhdNhturTsTmb1RqHutRZtLCsPdyA9GgH1hddvLRH4ifJZs3azX6nKeq5VceduYTJor97aI/N6JCpvvRGgd8FnFRx5lIvqHmUBozt/aXBp8ykqm/rRo34rMK1VyLXxuWIPigNEre0QflCY1PaG/oJ4wqMMa0pXaDwWCBdAWnEb9Vx+IeiZv36xB0JPkqpRxxFjdKHarhpCAsb968UdXEJv8A/UVY61Dfqq8cS5xlxXe0+ygLAdp1DxPqgNoVD+IqvjHZeKMdvEaBILAKzuLiiP2pTp+86TyVYr7Xe+0psak6pbPS0HfEcKYjx/suqsSggKjs6oQ+OdlJuqZddD8D/eyCCBCmWYIMcefDqlmtIN+iCCDKBdBQQQB2nkjtcggkBwjBBBAAlCUEEB0C/l+6VYL9BcoIJglVqSY6yflA8FINeHUzzBHxDv2CCCMeyp/Vqf4an+kmCi4faM2f8EEFZDYtoy2PgkMNjntuDbiOHogggHDNqTwg9EWtjyDB04IIIBCriuYmfuyTe3M1BBAIUaclSmFpipLXacOhQQSBji9nZXG9k3yQgggA6qB1Sb61kEEGbF0ohQQUmM0WSDqpQQQbnalBBBIP/9k=
El padre Christian Von Wernich, como tantos otros bajo esta tiranía, se encuentra preso injustísimamente. Lo han probado sus abogados defensores y lo prueban los hechos. En varias ocasiones desde estas páginas nos hemos referido a este doloroso tema, aportando detalles y puntualizaciones que demuestran la ignominia cometida.
Basta pensar que, hacia fines del 2009, y como consecuencia de una serie de denuncias públicas cruzadas que intercambiaron entre sí, tomo estado público el hecho de que los tres jueces intervinientes en la condena del sacerdote: Rozanski, Insaurralde y Lorenzo, actuaron con parcialidad manifiesta y en condiciones de "deterioro psicológico". Y aunque a posteriori de lo sentenciado y sin reparar el daño cometido, hasta se hizo lugar al pedido de recusación del precipitado Rozanski, teniendo en cuenta la animadversión personal con la que se desempeño en todo momento. Está claro que no es un detalle menos la filiación judía del verdugo, pero mientras el mundo saldría de su eje si un juez católico condenara arbitrariamente a un hebreo, el caso inverso no inmuta absolutamente a nadie. Empezando por los obispos.
Ya en prisión, los atropellos contra la persona del Padre continuaron, como si todo el odio a Cristo y a la Fe Católica que sostiene al actual despotismo marxista, se volcara en su figura en razón, precisamente, de su ministerio. La situación parece haberse agravado, si cabe desde que el Director del Servicio Penitenciario Federal, sería un joven militante kirchnerista llamado Víctor Eduardo Hortel. Sirva saber que el mencionado sujeto ocupa un cargo directivo en la Agrupación Cultural y Política Negros de Mierda (NDM), la cual -créase o no - existe y actúa con el patrocinio del aparato oficialista (crf.vg:http://www.perfil.com/contenidos/2010/09/21/noticia _0026.html).
En tales condiciones y en los comienzos de este año 2012, el Padre  von Wernich hizo pública una doliente e impenetrante carta, que debería sacudir la modorra cobarde de los pastores, y aún la del laicado católico, si no hubiera sido sometido al inicuo lavado de cerebro de la clerigalla progresista que todo lo invade. Reproducimos sin más comentarios la carta del Padre, a la que tituló "Sin Dios para todos". Le sumamos nuestras oraciones, y pedimos las de todos aquellos bautizados cabales, que aún conserven conciencia plena de la enorme vileza que está consumando impunemente.
( Antonio Caponneto)
  
EI que siembra injusticias cosechará desgracias y la vara de su furor lo aniquilará" (Proverbios, 22, .
Como ex Capellán de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, sometido a un proceso jurídico-político desde el año 2003, condenado a Reclusión Perpetua, confinado en el Penal de mediana Seguridad de Marcos Paz, Buenos Aires, de 74 años de edad, acompañado por otros miembros de las FFAA, de Seguridad, Policiales y Penitenciarias —muchos de ellos octogenarios—, por haber combatido al terrorismo subversivo marxista durante los años 1976 a 1983, hago saber a Jas Autoridades de la Iglesia Católica, que acabamos de ser víctimas del más miserable y vengativo atropello a la dignidad humana en su libertad religiosa garantizada por nuestra Constitución Nacional y los Derechos Humanos, al prohibirnos el ingreso diario a la Capilla del Penal a las 18 horas, para nuestra "Hora Santa", frente al Santísimo Sacramento expuesto y a la reunión de grupos de oración con estudio de la Biblia y del Espíritu Santo, como lo veníamos haciendo desde el año 2007, sin ningún tipo de problema dentro del mayor respeto y recogimiento.
Esta prohibición, persecutoria a la Fe de los Católicos, es a consecuencia de una falsa denuncia anónima —no investigada— valorada como verídica por parte del señor Director Nacional del Servicio Penitenciario Federal y su Consejo Asesor.
Si el señor Director Nacional hubiese investigado ese anónimo que decía: "...von Wernich celebra misa en la capilla...", se hubiese evitado tomar la irracional medida que ordenó y que motiva esta notificación a Ustedes, señores Arzobispos y Obispos de Argentina. Pero al no investigar —y obrar tal corno lo hizo, en forma inconsulta— está manifestando una ideología al Cristianismo que entre otras cosas dice: "...Dios, opio de los pueblos...", es decir, la ideología comunista marxista.
Mi Obispo Diocesano dispuso que en este Penal, donde estoy recluido, solamente celebre la Santa Misa en mi celda-calabozo y no en la Capilla. Así lo cumplo. En la Capilla, durante la Misa celebrada por los Capellanes, generalmente hago de "monaguillo" o de "sacristán", al preparar el Altar. Testigo de ello son todos los Capellanes y los Obispos que han celebrado la Santa Misa para los Internos y los "Presos Políticos" de los que formo parte.
Han estado muy mal asesoradas las Autoridades del Servicio Penitenciario Federal, al prohibir actos religiosos a los Católicos y al tratar de convertir las capillas en depósito o pañol, como lo están haciendo en otros Penales.
Ante la gravedad de los hechos que están ocurriendo, sugiero a los señores Arzobispos y Obispos que contemplen la posibilidad de una amplia investigación, que ponga en descubierto esta infame, diabólica e ideológica persecución a la Fe y actos culturales de los católicos, en el Penal de Marcos Paz.
Esta falsa denuncia que no fue investigada para determinar si era verdadera o engañosa, motivó un abrupto traslado de personal superior y celadores de nuestro Pabellón a otros destinos, por el solo hecho de la "...misa del Cura von Wernich..."
La celeridad de la medida contra la fe y la de los traslados del personal del Servicio Penitenciario Federal afectado a nuestro Pabellón no es nada, semejante a la desidia y el abandono del arreglo —que desde hace más de diez meses se derrumbaba— del alambre-cerco perimetral externo de este penal, que dice ser de "mediana seguridad".
Para ir en contra de Dios y de los católicos, actuaron en forma inmediata, aunque no sea real lo denunciado. Pero contra la inseguridad y el arreglo del cerco perimetral —que continúa en el piso— el arreglo sigue "dormido" y sin solución hasta la fecha.
Nos encomendamos a sus oraciones y pedimos a María de Lujan, proteja nuestra Patria para que no se haga realidad el "...Sin Dios para todos..." •
Christian von Wernich Sacerdote - Preso Político



5 de Marzo de 2012
PARA RECORDAR NOTAS DE UNA REVISTA ARGENTINA



Publicado en Revista Cabildo N° 63
Mes de Marzo de 2007-3era.Época
Actualidad
HABLA EL PADRE VON WERNICH

La siguiente es una Declaración que nos hiciera llegar el Rvdo, Padre Christian von Wernich el 11 de marzo del corriente, la reproducimos manifestándole desde aquí nuestra solidaridad. Así como, simétricamente, manifestamos nuestro repudio a la Jerarquía de la Iglesia en la Argentina que hasta hoy, ha permanecido unánime y cobardemente callada ante el ultraje que padece esté sacerdote católico- Ultraje cuya última motivación es el odio a Jesucristo, Supremo Sacerdote.
Durante el Imperio Romano, 2000 años atrás, el César ordenó que el uso del Coliseo fuese para grandes espectáculos, promoviendo la distracción y diversión del pueblo. Uno de esos "espectáculos" fue el feroz aniquilamiento de los primeros cristianos que eran llevados a la arena del Coliseo, en cumplimiento de una caprichosa persecución —llena de odios y venganzas— que los entregaba a los leones para una cacería humana, mientras una parte del pueblo con su emperador presente, gozaban del aberrante "espectáculo" de los leones devorando hombres, mujeres y niños sólo porque eran cristianos y vivían su fe en el amor a Dios y en la caridad fraterna. Para ello, las autoridades preparaban la arena del circo, alistaban las fieras e instruían a los "testigos" para "señalar" a los cristianos "culpables" y llevarlos al sanguinario martirio frente a los leones, o a la prisión o a todo tipo de torturas.
La Iglesia que se extendía, comenzó a regarse con la sangre de sus primeros mártires, ya que el César, con actitudes cobardes de vengar soberbia, creyéndose todopoderoso y lleno de odio, decidió eliminar a los hombres, mujeres y niños que habían aceptado a Cristo como su Dios y Señor, arrojándolos en la arena del Coliseo para alimento de los leones.
Pasaron veinte siglos y un nuevo Coliseo abre sus puertas y prepara la arena, pero no ya en Roma sino en nuestro país, gobernado por un módico César que ocupa, por ahora, temporalmente, el gobierno. El módico César, en el uso de sus superpoderes e inspirándose en aquellos crueles paganos de la Roma antigua. ya ha bajado el dedo a los "tribunales populares" urgiéndolos a que actúen y condenen a las víctimas elegidas.
Se está preparado la arena y se ha iniciado también una persecución para arrojarme a los nuevos leones, que al estar instruidos por falsos testimonios de testigos mendaces, tratarán de devorarme, desvirtuando la verdad de los hechos ocurridos.
El "tribunal popular" al que seré llevado por orden superior, juzgará como verdad la falacia de los "leones", ya sea por obediencia, ideología o por temor al César, ayudados con un aditivo moderno: el de algunos medios adictos que continuarán deformando la verdad, como lo han hecho y lo están haciendo. A ese tribunal popular" pronto entraré como entraban los cristianos al Coliseo Romano, para ser también devorado. -El odio, la falacia, la persecución revanchismo, como leones rugientes, ya han encontrado su presa ideal para despedazar. Esa presa deseada soy yo, Christian Federico von Wernich, sacerdote de la Iglesia Católica y ex Capellán de Policía de la Provincia de Buenos Aires durante los años 1975-1985.
A la espera que se abran las puertas del Coliseo, los invito a orar para vivir esta persecución con la misma fuerza y valentía que la vivieron tantos hombres, mujeres y niños que, entregados a los leones, bañaron con su sangre de mártires a nuestra Iglesia. Que María, Madre del Señor, y San Miguel Arcángel nos acompañen en este diario caminar con la paz que solamente desde la Verdad se obtiene, sin revanchismos ni odios. •
Padre Christian von Wernich Prisionero de Guerra desde sept. del 2003



27 de Febrero de 2012
Recordando artículos de una Revista celosamente argentina



Publicado por Revista Cabildo N°62
Mes de Febrero de 2007-3era.Época
De pluma ajena
por Hans EDELHAUSEN
"UNA MEZCLA PODRIDA DE TERRORISTAS VENGATIVOS"

Cualquier extranjero que hoy llega a Argentina se muestra extasiado ante la abundancia de gente bien vestida con una fuerte influencia europea.
Negocios preciosamente decorados exhiben una cantidad de bienes de, consumo que son devorados en pocas horas por los abundantes contingentes de turistas que llenan Buenos Aires, la ciudad capital de Argentina, atraídos por unos precios de liquidación que duplican o triplican el valor adquisitivo de nuestros euros.
Los paseantes recorren las calles céntricas con total despreocupación y bien podría pensarse que Argentina es un país floreciente y las preocupaciones económicas no existen: todo es "tango", autos nuevos y sueldos que permiten despilfarrar dinero a diestra y siniestra. Los restaurantes exóticos florecen a cada paso y las mesas están siempre llenas. En los comercios del down-town porteño es común oír a los vendedores decir displicentemente a los parroquianos: "Sí el precio le parece caro, déjelo".
Pero este panorama es solamente el antifaz de la cruda verdad. La economía argentina se derrumba día a día y es probable que una gran tragedia se desate en breve plazo en este encantador país. En el interior el 40% de los habitantes vive en condiciones de pobreza deplorables y la falta de asistencia médica en los hospitales del Estado llena los cementerios de enfermos curables y niños anémicos [...]

http://www.tribunalatina.com/latinoamerica/img2/chavez_kirchner_petrosuramerica.jpg

Las enseñanzas de la crisis del año 2001 han prendido muy fuerte en las corporaciones extranjeras, así como en muchos particulares que han sido despojados arbitrariamente de sus ahorros. Para tener una idea un poco más clara de lo que sucede en la Argentina, tenemos que decir que esta república está gobernada por una mezcla podrida de terroristas vengativos, que tienen en sus manos los tres poderes del Estado, matones que ocupan cargos relevantes al recibir un visitante, nacional o extranjero, antes del saludo sacan una pistola y la ponen sobre el escritorio, mientras previenen al visitante con un "qué me quiere pedir", y así con estos argumentos tan contundentes Argentina se remonta al lejano oeste de los Estados Unidos de un siglo y medio atrás.
[...] En realidad la economía de Argentina (...) se está saliendo de madre rápidamente: Impuestos a las exportaciones con la consiguiente menor entrada de divisas fuertes y atraso tecnológico, el abandono de los mercados mundiales que costó un duro esfuerzo abrir, el despilfarro de los dineros públicos con cada vez menor superávit fiscal y la inflación creciente que la cumbre gubernamental trata de disimular, están creando las condiciones para una explosión casi fatal.
Los gobernantes argentinos hacen un rito de la confiscación a particulares cuando la situación se pone crítica. No han aprendido de experiencias anteriores. Pero el de pilfarro de los dineros públicos les ha servido para comprar adhesiones (...) Un grupo de fuertes empresarios argentinos han conseguido salir de la quiebra y más aún ganan millones a costa de la generosidad con que se premian las adhesiones.
Mientras tanto el Banco Certral, que viene a ser lo mismo que la Reserva Federal en los Estados Unidos, emite dinero a discreción sin el soporte de una tenencia suficiente de divisas u oro (...) Últimamente los ahorristas argentinos han vuelto a comprar divisas, las que no depositan en los bancos, que en general tienen mala fama en la Argentina debido las cuantiosas estafas del año 2001, en las cuales se vieron implicados la mayoría de ellos.
Los grandes empresarios argéntinos han hecho de la corrupción la fuente de descomunales ganancias lo cual les permite exhibir holgados balances. La Bolsa de Comercio argentina es lo que se llama cazaincautos ya que todo este andamiaje está al caer y muchos que lucran con los altibajos de la Bolsa volverán a perder sus tenencias, con el agravante de que esta vez se encontrarán con un clima político donde las luchas por los espacios de poder van a ser cada día más feroces y el desgobierno es cada día más palpa-Los políticos,aunque de diferentes núcleos, son todos socios en la mafia tenebrosa que desangra ai país. Baste saber que el señor Kirchner se ha reservado para su uso discrecional la pequeña suma de cinco millones de euros, equivalentes a veinte billones de pesos argentinos. Un reciente informe de la Asociación de Bancos Suizos, que merece bastante confianza, da una cifra de 7600 cuentas abiertas por argentinos en los bancos de Suiza, Luxemburgo y las islas Caimán. Un paraíso fiscal poco nombrado es el Estado de Delaware, en los Estados Unidos, donde los holdings se venden empaquetados. En los últimos tres años han aparecido los de 1200 compañías fantasmas de propiedad de argentinos.
Las Agencias de Investigación de ese país han puesto la lupa apuntando hacia los supuestos accionistas de tales corporaciones, que en algunos casos superan los cinco millones de dólares.
El Banco Central argentino ha sido puesto en manos del Señor Martín Redrado, una persona que residió varios años en Estados Unidos trabajando para varios bancos con una actuación sospechada de manejos no muy transparentes. Por otra parte, los principales periódicos ejercen una tibia crítica sobre los actos de gobierno, pues temen perder la publicidad oficial que les deja jugosas ganancias y prácticamente todos los canales de televisión están copados por comentaristas adictos al poder.
Los gobernantes argentinos han decidido sustituir la diplomacia clásica por la de las trompadas. Salvo el Presidente de Venezuela, Coronel Chávez, asiduo visitante de la "Casa Rosada" y mentor ideológico del Señor Kirchner, todo presidente extranjero, o no es recibido siguiendo las normas del protocolo o es tomado de la corbata por el Señor Kirchner y vapuleado con reproches. De esa manera todo el mundo civilizado ha comenzado aislar a la Argentina considerándola un más bajo nivel que los llamados según la nueva nomenclatura de las Naciones Unidas "países de economía emergente".
Los tres poderes del Estado que la Constitución Argentina define como pilares del Estado son manejados por el Señor Kirchner con mano de hierro conjuntamente con sus socios de la Unión Industrial Argentina y los Sindicatos, qué son verdaderas mafias que gozan una parte substancial de la gran torta que es el presupuesto.
Durante diez años Argentina sufrió las consecuencias de una guerra civil entre tropas de las Fuerzas Armadas regulares y miles de guerrilleros entrenados en Cuba que cometieron innumerables asesinatos, la mayoría de gente inocente, y que fueron drásticamente eliminados por las tropas regulares. Treinta años después, esos mismos guerrilleros tienen en sus manos todos los factores de Poder con el mismo ideario de transformar a Argentina en satélite político de Cuba. Ya en 1983 con el advenimiento de la democracia todos los líderes políticos sin distinción de partido, trazaron planes de continuidad para la disolución definitiva de las Fuerzas Armadas.
El señor Kirchner, un ex terrorista al igual que su esposa Cristina, carga sobre sus hombros con numerosos asesinatos [...] Están ejerciendo su venganza, principalmente apuntando al Ejército, cada día con más encono. El verdadero organizador de todo este proceso de destrucción es un sicario del señor Kirchner: Horacio Verbitsky, que no tiene aparición pública y se maneja desde las sombras. Ya la voz popular lo menciona como el mandarrias al cual está subordinado el Presidente.
Para humillar a las Fuerzas Armadas es que se nombró como Ministro de Defensa a una ex cortesana, devenida en congresista, Embajadora y finalmente Ministro. Esta señora, por supuesto, obedece las instrucciones del Presidente, quien muy silenciosamente ha ido captando adhesiones de algunos generales, coroneles y almirantes que durante los últimos cuatro años visitaron Cuba y Venezuela con pasaportes falsos provistos por el Servicio de Inteligencia del Estado Argentino. Ya las Fuerzas Armadas argentinas han entrado en una etapa de autodestrucción debido al cisma entre los oficiales jóvenes y los almirantes y generales chavistas y castristas[...]
¿Que pasará con la Argentina? Muchas cosas: desde el derrumbe económico, con la consiguiente conmoción social, una guerra civil entre facciones, hasta el reparto de su territorio entre otras potencias para saldar sus deudas [...] Si no toman conciencia los argentinos del estado catastrófico por el cual está pasando la Argentina, solamente un milagro podrá salvarla de su desintegración geográfica. •



20 de Febrero de 2012

El motivo de colocar numeros anteriores de la Revista Cabildo, en  espacios de elquijote2010, obedece a que hacen mas de 40 años comparto los principios del Nacionalismo Católico, fundamentando mi participación en que desde ahí se sostienen los únicos dogmas admisibles para todo accionar político. Cuando aquella doctrina social que la Iglesia Católica, Apostólica y Romana lo promulgara siguiendo su creador, el Cristo Rey de Reyes, fijaba el camino para el hombre sobre la tierra. Decía el maestro y martir Jordan B. Genta "RECORDAR ES UN DEBER, OLVIDAR ES UNA CULPA..." lo que presumo cumplir desde aquí. De ser posible cada semana renovaré el número con su correspondiente imagen de tapa y Editorial. Sugiero la lectura de estos artículos, que para muchos a su emisión han sido de significativo provecho.   

 



Publicado en Revista Cabildo N° 61
Mes de Diciembre de 2006-3era.Época
LAS ASOCIACIONES ILÍCITAS DE RAFAEL BIELSA

Señor Director
Juan Carlos Sánchez:
Por los medios digitales que habitualmente Usted dirige, me anoticio de una carta que le remitiera Rafael Bielsa, al parecer los primeros días de noviembre de este año que cesa.

http://www.ellitoral.com/diarios/2010/11/24/politica/POLI-05-web-images/1_lc_opt.jpeg

La susodicha carta —que no ingresará ciertamente en los anales del género epistolar— admite una multiplicidad de réplicas, pues grande es la insolvencia argumentativa del remitente, cuanto frondosa su capacidad sofística.
Pero me ceñiré al párrafo que me incumbe, pues —como pocos retrata una conducta transida de carencias éticas, amén de una testa poco apegada a las categorías lógicas.
Dice Bielsa: "Yo no me siento amedrentado en lo más mínimo cuando manifestándole a Usted su calurosa felicitación, el señor Antonio Caponnetto (recién llegado de Guadalajara, ciudad donde José Rafael Trozzo, luego de haber vaciado el Banco de Intercambio Regional, supo impartir cursos sobre «Ética», prófugo de la justicia), nos llama a Depetrí y a mí con la fúnebre metáfora de «despojos humanos» (¿recuerdos del futuro?) [...]
"No es justo, señor Sánchez, que quienes se encomiendan a Dios me llamen al mismo tiempo «despojo humano»".
Repárese, ante todo, en la antojadiza cuanto insidiosa asociación geográfico-moral que el párrafo contiene. Habitan y visitan Guadalajara literalmente millones de personas, desde las de prestigiosa nombradla hasta las de nobles anonimatos. Pero. Bielsa construye un asociacionismo crapuloso, eligiendo antojadizamente de esa densa y variopinta población jalisciense el nombre del banquero malandra.

Si regresar de Guadalajara, en cumplimiento de mis tareas académicas, me convierte en un potencial sospechoso de ligazones turbias, ¿de qué ciudad nos estará permitido regresar en adelante para volvernos probos?; ¿de qué ciudades ha regresado Bielsa en sus fatigosos periplos de canciller montonero para quedar exento de suspicacias y .presunciones fatídicas?
No recordamos que haya tornado alguna vez, precisamente, de La Jerusalén Celestial, con sayo penitencial, descalzos pies y pecho contrito.
Pero hay más, señor Director., Desde las páginas de Cabildo, que hoy tengo el honor de dirigir y desde siempre el de ser su colaborador y columnista, se denunciaron minuciosa y reiteradamente los desfalcos de Trozzo, así como el de todas las aberraciones financieras consumadas entonces bajo el patrocinio de Martínez de Hoz.
Acaso como muestra lo remito al N° 33 de la segunda época, mayo de 1980, páginas 17 a 22, ilustradas incluso con una foto del bolsista felón cuyo epígrafe alude justamente a su extraña salida del país. No sé qué protestas contra Trozzo pudo encabezar o secundar entonces Bielsa, pero de mí sé decir que la circulación de estos escritos de Cabtlbo me significaron el alejamiento laboral de un establecimiento educativo que veía en el banquero una especie de Noé, a quien aún borracho y desnudo era necesario cubrir. La referencia bíblica pertenece a las autoridades de aquel establecimiento, sedicentemente católico, del que sólo diré cervantinamente: "de cuyo nombre no quiero acordarme".
Como Bielsa nada parece saber de la empeñosa y solitaria campaña emprendida por Cabildo contra la corrupción del Banco de Intercambio Regional, y otras corrupciones afines, tal vez sea llegada la hora para que se entere de que en marzo de este año, con ocasión de los recordatorios del estallido del Proceso, el mismísimo Banco de la Nación, en su sede central, exhibió una cartelera que contenía, entre otra documentación, algunos de aquellos añejos artículos de nuestra revista.
Si mi asociacionismo fuera bielsista, y discurriera entonces por los carriles de la estúpida arbitrariedad, diría que las razones de estos olvidos en el diputado se deben a su reciente llegada de Ecuador, país en el que alguna vez, seguramente, dictó algún cursillo de ética cierto prófugo de la justicia...
Repárese al fin en otra asociación ilícita —lingüística.claro— en la que incursiona el conmilitón de Kirchner. Es aquella según la cual sería una "metáfora fúnebre" considerarlo un despojo humano, impropia de mentar en quien, como en mi caso, se encomienda a Dios. Mientras se pregunta si la tal metáfora no será un 'recuerdo del futuro".
Lato sensu me apresuro a declarar que sí, puesto que el proverbial "pulvis es et in pulverem reuerteris" (Génesis 3, 19) se cumplirá inexorablemente en todos, y en tal sentido no hay nada más justo que la tal invocación, no fúnebre sino esjatológica, esté en la boca de quien "se encomienda a Dios" cada mañana.
Mas stricto sensu la metáfora se la aplico a Bielsa en otra dirección, y estoy muy lejos de rectificarme por su uso. Digamos que es en su dirección becqueriana, según la cual "los que mueren con honra son los vivos, Los que viven sin honra son los muertos, por eso hay muertos que en el mundo viven, y hombres que viven en el mundo muertos".
Viven sin honra y muertos en el mundo, esto es, convertidos en despojos humanos, todos aquellos que a la vista de los patriotas dolientes y perseguidos por la actual tiranía, son los artífices del derrumbe y ultraje de la Argentina, encolumnados políticamente tras el adalid de las carroñas insepultas, ora campanillero de Wall Street, ora vasallo del sionismo, ora prohijador del infanticidio y la contranatura, ora apologista del terrorismo rojo, ora ambidiestro cómplice de Cuba y de Washington, ora y siempre partisano de la cultura de la muerte.
Perdida ocasión la de Bielsa para no amedrentarse por lo escrito, según reconoce. No con amedrentamientos humanos en los que no nosotros sino ellos, los dueños del poder despótico hoy y del salvajismo terrorista ayer, son impunes expertos. Sino con el amedrentamiento divino, que es el principio de la sabiduría.
Sabiduría. Sería pedirle mucho a un mediocre diputado oficialista.
Reciba Usted mi reiterada solidaridad, y mi abrazo.
En Cristo y en la Patria. •
Antonio Caponnetto
Buenos Aires,
l°de diciembre de 2006


13 de Febrero de 2012

CONSIDERO UNA OBLIGACION, AUNQUE NO SUFICIENTE PARA OPONERNOS A LA PESADA CARGA CON QUE HOY SE VE EMBESTIDA LA NACION, ESTA REPRODUCCION EN MI MODESTO QUIJOTE DE NUMEROS ANTERIORES DE LA REVISTA CABILDO, PERO ES UNA SATISFACCION HACER RECORDAR O CONOCER CUALQUIERA DE LOS TEMAS QUE OPORTUNAMENTE HAN SIDO TRATADOS. ES TAMBIEN ALARMANTE LA MANERA EN QUE PUDIMOS HABER EVITADO TANTOS DAÑOS RECIBIDOS CON LA SIMPLE APLICACION DEL SENTIDO COMUN. RECUPERAR NUESTRA PATRIA ES OBLIGACION DE TODO ARGENTINO. PROPONGAMOSNO A HACERLO.




Publicado en Revista Cabildo N°60
Mes de Noviembre de 2006-3era.Época
Judiciales
por Fernando José ARES
EI COMPLOT CONTRA
EL PADRE VON WERNICH

I. El caso del Padre Christian von Wemich en apretada síntesis

http://www.periodismodeverdad.com.ar/wp-content/uploads/2012/01/PADRE-VON-WERNICH-CELEBRA-MISA.jpg

En el informe que bajo el título "Nunca más" produjera la CONADEP se publica el testimonio del ex-policía, convicto condenado por delitos comunes, Julio Alberto Emmed, que involucra al Padre Christian von Wernich como presente en el homicidio de tres terroristas perpetrado por integrantes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (cfr. Testimonio de Julio Alberto Emmed-Legajo Ns 683 de la CONADEP).
Posteriormente, en el juicio a las Juntas Militares, la Cámara Federal pidió al citado Emmed que ratificara su denuncia a la CONADEP negándose éste en forma terminante a hacerlo, calificándola de mentira y expresando: "que estando preso en la Unidad Carcelaria de Olmos (La Plata) cumpliendo una condena de 25 años, fue visitado por la Dra. Aguad y el Dr. Aragón, ambos de la CONADEP y que ellos le propusieron un plan que, en caso de acceder al mismo, podría darle desde la libertad y la entrega de dinero, hasta el traslado a una Unidad en Capital Federal" (el traslado ocurrió a los días de esa visita). Le ofrecieron veinte mil dólares, dijo Emmed, la libertad, la salida del país y la radicación en el exterior junto con su familia, pero debía declarar a cambio contra el comisario Etchecolatz y el Padre von Wernich (cfr. Florencio Várela, Seprín, 26 de julio de 2006).
Como el Dr. Aragón (se trataba en realidad del Dr. Raúl Aragón, Secretario de Procedimientos de la CONADEP) no había cumplido lo prometido, Emmed había decidido contar toda la verdad. A raíz de ello dijo estar amenazada su vida por la gente de la CONADEP.

http://newsmaker4.com.ar/clientes/imagen/imagen/imagenes/223195_Aragon%20Raul.jpg

El día 24 de julio de 1985 volvió a repetir sus acusaciones contra la CONADEP bajo juramento ante el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas. Estas importantes declaraciones,que desdecían totalmente sus anteriores dichos y que invalidaban por ilegales los procedimientos de la CONADEP, jamás fueron tomadas en cuenta, y en la página web de esta organización figura todavía la primitiva declaración desmentida varias veces, como si esto nunca hubiera ocurrido(1). El Dr. Raúl Aragón y la CONADEP jamás fueron investigados por esta gravísima acusación.
En el año 1987, en el mes de octubre, Julio Emmed recobra la libertad por muy escaso tiempo. Antes de que finalizara el año fue asesinado en la vía pública de un disparo en la cabeza. ¿Venganza? ¿Ajuste de cuentas? ¿Amenaza cumplida? El caso tampoco fue debidamente investigado y los que "prima facie" aparecerían como vinculados nunca fueron llamados a declarar. Muchos vieron en este desenlace fatídico que se había cerrado una boca sumamente incómoda.
Sin embargo, las declaraciones desmentidas y calificadas de falsas por Emmed, sirvieron para detener en muy sugestivas y anómalas circunstancias(2), mantener en prisión durante tres años, y recién ahora someter a un juicio, al Padre Christian von Wernich, a pesar de que la Cámara Federal en la oportunidad mencionada, tras analizar los hechos y la desmentida acusación, sólo tuvo interés en que declarara como testigo al no encontrar cargo que formularle.
II. Otro grave hechoque involucra a los mismos actores

http://meltingpot.fortunecity.com/seabright/487/vwjuicio1.jpg

Otro testigo se arrepentió de los dichos que pronunció por necesidades económicas y ante una promesa remuneratoria ofrecida por uno de los miembros de la CONADEP, de apellido Pimentel. Se trata del Cabo 1a Enfermero Jorge Luis Esposto, autor de las truculencias aterrorizadoras narradas en torno al Hospital Militar de Campo de Mayo (Sala de Epidemiología), que fue contactado por el susodicho Pimentel quien le prometió otorgarle un cargo público a cambio de una denuncia importante y lo llevó ante el famoso Dr. Aragón. Aunque parezca increíble, los dichos de Esposto, un individuo además condenado por la justicia penal por hurto, siguen figurando atribuidos al "testigo C.C."en el capítulo II del "Nunca más", bajo el título "El Hospital de Campo de Mayo". La fabricación de falsos testigos resulta, por lo visto, un modus operandi a favor de los terroristas.
III. Raúl Aragón, activista bolchevique
El "defensor de los derechos humanos" Raúl Aragón fue por muchos años un disciplinado afiliado al Partido Comunista, y como tal un obsecuente justificador de todas las brutalidades perpetradas por el comunismo internacional, en general, y por la Unión Soviética, en particular, incluidos los más sangrientos períodos del stalinismo. En ellos Aragón jamás vio que se violara ningún derecho.
Se desempeñó como profesor secundario de la materia Historia de la Edad Media en el Colegio Nacional Buenos Aires, de la Capital Federal. Y según decía entonces, "para entender el medioevo español hay que leer comparativamente la Biblia y el Corán" (cfr. "Página/12", del 17 de septiembre de 2004), lo que le hubiera significado el más rotundo aplazo si lo hubieran examinado medievalistas como Ramón Menéndez Pidal o Claudio Sánchez Albornoz, o "arabistas" como Henry Leví Provencal.
Pero estábamos en la Argentina del '73 y burradas como ésta, sumadas a su condición de militante comunista, le valieron que el gobierno de Héctor J. Cámpora(3), mientras liberaba a los terroristas de las cárceles,lo designara rector del Colegio Buenos Aires, para que pudiera desarrollar todas sus teorías sobre el paraíso rojo y el medioevo ante los desdichados alumnos'4'.
Agreguemos que, para ese tiempo, Aragón ostentosamente había pasado de la órbita soviética a la cubana, desafiliándose del Partido Comunista y llamándose "marxista independiente" (cfr. "Página/12", ibid.). Por su profesión de abogado también se había dedicado al patrocinio legal de terroristas y activistas de izquierda. Lo que se dice un subversivo de tiempo completo.
En el año 1974 el gobierno constitucional decidió erradicar el soviet que habían constituido en la Universidad Nacional de Buenos Aires los marxistes montoneros y sus aliados. Esto provocó la renuncia, antes que lo cesantearan, del "marxista independiente" Aragón, que dijo confesando su matriz montonera: "Con los muchachos vine, con los muchachos me voy" (cfr. "Página/12", ibid.). A confesión de parte, relevo de prueba.
Durante todo el período que se extiende hasta el golpe de Estado de 1976, Aragón se dedica a la agitación revolucionaria en el frente jurídico en defensa de terroristas. Es uno de los fundadores, en diciembre de 1975, de la Asociación por los Derechos del Hombre (APDH) (cfr. http://www.chubut.gov.ar/no-ticias/archives/007797.php). Producido el 24 de marzo de 1976 se traslada al exterior, probablemente
cumpliendo órdenes de sus mandantes, donde prosigue su campaña en defensa del ERP y Montonero; formando una organización, ( "Grupo de Abogados Argentino Exiliados en Francia" (GAAEF regresando al país en 1983 (cf "Clarín" del 17 de septiembre d 1974).
Por si no estuviera clara todavía cuál era la verdadera actividad de Raúl Aragón, nada mejor que el testimonio de uno de los máximos jerarcas del terrorismo marxista que asoló a nuestra Patria. Se trata de Arnold Kremer, alias "Luis Mattini", designado jefe de la Banda de Delincuentes Subversivo: E.R.P. tras ser abatido Roberto Santucho, • alia: "Roby". En su libro "Los perros. Memorias de un combatiente revolucionario", nos cuenta (cfr. "Los Perros", Buenos Aires Continente/Peña Lillo, pág 231 y 232) sobre una ceremonia clandestina en una "escuela militar del ERP". Uno de los presentes de aquel aquelarre del terror de la sangre que incluía también la asistencia de subversivos internacionales, como Edgardo Martínez, alias "Pollo", integrante del MIR chileno, era nada menos que Raúl Aragón. Kremer no consigna la fecha de esta reunión de instrucción terrorista, pero como Aragón entre 1976 y 1983 estuvo fuera del país, es muy probable que dicho entrenamiento se desarrollara para operar contra el gobierno constitucional precedente. Lo que demuestra una vez más, y van mil, que el marxismo-leninismo perpetraba acciones terroristas tanto en gobiernos de jacto como de jure, obedeciendo a las órdenes impartidas desde Moscú y La Habana. Que Alfonsín, el abogado de Santucho, designara a Aragón en la Secretaría de Procedimientos de la CONADEP, no puede sorprendernos. Pero que resultara nombrado Juez de la Nación, integrante del Tribunal Oral N2 27 de la Capital Federal, hasta su muerte, revela la calidad de justicia que recibimos los argentinos.
IV. Conclusiones
Es evidente que los cargos contra el Padre Christian von Wernich se basan en una acusación mendaz, delirante y absurda. De la misma parecería —entre otras cosas— que en un cuerpo integrado por cuarenta y cinco mil hombres, como tenía entonces la Policía de la Provincia de Buenos Aires, formados en la ruda tarea de la prevención y represión del delito, fue necesario buscar a un cura para consumar una tarea represiva.
Es evidente que los principales cargos condenatorios fueron reiteradamente desmentidos por su autor, un asalariado testigo falso que acusó también reiteradamente a Raúl Aragón y a la CONADEP de irregularidades, sobornos, falsos testimonios y fraudes procesales; gravísima situación sistemáticamente ocultada tanto en el momento en que se produjo como en la actualidad.
Es evidente que otros testimonios similares ratifican todos estos vicios. Que el acusador de Aragón y de la CONADEP es asesinado. Que con ello terminaron sus desmentidas. Que dicho crimen nunca fue debidamente investigado y aclarado. Que queda probada la relación de Aragón con el entramado terrorista marxista-leninista. Que a pesar de conocerse esa situación, y quizás por ella, fue designado igual mente para integrar la CONADE1 y luego como Juez Nacional. Qu esto no garantiza la imparcialida de su actuación ni la de ese organií mo.
Y que a pesar de todas estas evidencias el Padre Christian von Wernich lleva tres duros años en prisión, con continuas campañas de prensa que silencian estos vicios e insisten sobre su responsabilidad ¿Habrá alguna orden superior, según la cual, este sacerdote catolico debe ser declarado culpable? ¿O que el materialismo dialéctico a quien trata de condenar en él, es < Cristo y su Iglesia? •



CONSIDERO UNA OBLIGACION, AUNQUE NO SUFICIENTE PARA OPONERNOS A LA PESADA CARGA CON QUE HOY SE VE EMBESTIDA LA NACION, ESTA REPRODUCCION EN MI MODESTO QUIJOTE DE NUMEROS ANTERIORES DE LA REVISTA CABILDO, PERO ES UNA SATISFACCION HACER RECORDAR O CONOCER CUALQUIERA DE LOS TEMAS QUE OPORTUNAMENTE HAN SIDO TRATADOS. ES TAMBIEN ALARMANTE LA MANERA EN QUE PUDIMOS HABER EVITADO TANTOS DAÑOS RECIBIDOS CON LA SIMPLE APLICACION DEL SENTIDO COMUN. RECUPERAR NUESTRA PATRIA ES OBLIGACION DE TODO ARGENTINO. PROPONGAMOSNO A HACERLO.


Publicado en Revista Cabildo N°60
Mes de Noviembre de 2006-3era.Época
Internacionales
por Luis Alfredo ANDREGNETTE CAPURRO
URUGUAY: PERSECUCIÓN A LAS FUERZAS ARMADAS

A dos años del triunfo electoral del Frente Marxista que en la República Oriental se llama Amplio por la presencia de "compañeros de ruta" en ese contubernio, el gobierno que encabeza Tabaré Vázquez está incendiando la pradera y dividiendo a la sociedad. Con el maniqueísmo que los caracteriza han vuelto a extraer de las rabínicas barbas del "profeta" de Tréveris el principio de la "lucha de clases".
La creciente lucha sindical de-sembocó en las últimas semanas en un paro general dispuesto por el Plenario de la poderosa Central de Trabajadores PIT-CNT, totalmente controlada por la izquierda. El Secretariado encabezado por el comunista Juan Castillo expresó que "era necesario emitir una fuerte señal en respaldo del proceso de cambios llevado adelante por el gobierno. Podrá ponerse en cuestión —señaló— si este paro está dentro del movimiento sindical. pero cuando olfateamos que hay cosas en juego más allá de los reclamos sectoriales salimos a defender la democracia".
El plan de lucha se resolvió entonces para "defender la democracia" y se empujó en medio de una crispación de odio contra las "fascistas y golpistas Cámaras Empresariales". El clima "comenzó a espesarse" hace ya algún tiempo. La inseguridad pública, la imprevisión y mal manejo de la crisis por las "papeleras" a lo que se agrega la gramsciana decisión de redactar la nueva historia de los años '60 y '70 para justificar el terrorismo de los ahora gobernantes.
Todo esto, convenientemente acompañado de un debate educativo que privilegia a los gremios docentes zurdos para controlar la enseñanza por medio de una nueva ley de educación que ya se está cocinando.
Pero por si todo esto fuera poco, un reciente decreto presidencial, haciendo escarnio de la "legalidad burguesa" impuso como Fiscal de Corte a la doctora Mirta Guianze, notoriamente vinculada a la izquierda de sus tiempos juveniles. Se prepara así el seguro encarcelamiento del ex Presidente Bordaberry, tres veces "culpable", por enfrentar la Masonería pretendiendo restaurar la identidad cristiano-católica de la Patria, por atentar contra la Constitución al disolver las Cámaras cómplices de la subversión y por las muertes producidas durante el período de la lucha contrainsurgente. Desde semanas atrás ya están en prisión varios Oficiales acusados de delitos supuestamente perpetrados en los días de la Guerra Justa en la que el Cono Sur enfrentó la agresión castro-leninisía.
Por otra parte, han entrado campeando en los predios militares "antropólogos" entre los que se encuentran algunos pertenecientes a un equipo "argentino" sedicente forense, con profesionales expertos en reliquias óseas de "luchadores idealistas". De esos "técnicos" se ocupó "Cabílbo" en documentado trabajo aparecido en febrero último, bajo la firma de Fernando José Ares. Esas esclarecedoras páginas nos eximen de mayores detalles.
Pero nuestra declinación no para aquí. En la búsqueda del camino para el regreso al paraíso perdido, nuestra izquierda vernácula desembocó en la delirante paranoia de la "conspiración fascista". Ella seguramente estaba llegando a su punto culminante cuando ante un decretazo del Gobierno Progresista se elevó el precio del gasoil para los empresarios transportistas y los productores rurales. En la sociedad fragmentada estalló la detención de las actividades de los camioneros con la solidaridad de las Sociedades Agrarias.
Sólo esto bastó para que el zurdaje viera el comienzo de una copia de la situación que llevó a la caída del marxismo chileno en 1973. El hombre fuerte del P1T- CNT, "compañero" Juan Castillo, mostró su terror comentando: "Es sugestivo que los gremios de carga inicien las medidas en medio de este clima que fue lo que sucedió en Chile y terminó derrocando a Allende". Horas después insistió con la tesis de la Central marxista referente al triángulo existente a partir de la asunción del gobierno izquierdista: "En un vértice está el Ejecutivo con su composición social, su heterogeneidad: por otro lado movimiento obrero por el camino de la profundización democrática; y por otro lado, el complejo de intereses vinculados al bloque de las patronales".
El brillante razonamiento muestra la genialidad de quienes dirigen a nuestra gente de trabajo y hasta dónde pueden llegar en la construcción del mundo futuro. La dirección cenetista evaluó entonces que era necesario "vacunarse (SIC) dejando claro, de que lado están parados los dirigentes frente al peligro que corren la democracia y las Instituciones".
Coincidentemente con estos sucesos se reunían, asado mediante, el Comandante en Jefe del Ejército Carlos Díaz con el ex presidente Sanguinetti y el ex ministro de Defensa Yamadú Fau.
La "tenida" (así se la llamó por parte de uno de los concurrentes) no había sido autorizada por el compañero Presidente Vázquez. La reacción fue tan fulminante que desde el mismo yate donde entretenía sus ocios socialistas, el Hermano... Grande ordenó la destitución de quien había nombrado hacía pocos meses, dejando de lado a generales de la derecha.
En esta oportunidad, designó a un hombre de su riñon quien hasta el mes de enero revistaba como Coronel, que ascendió a general en febrero y ocho meses después a Teniente General y Comandante en Jefe. Deja en el camino y por decisión de Tabaré Vázquez a once altos oficiales que lo anteceden en el orden de derechos. El nombre de este agraciado personaje es Jorge Rosales y tiene 52 años. A la ceremonia de asunción de su cargo asistió el gobierno en pleno y políticos de la oposición, a quienes se apreció, en momentos claves, junto a las "jerarquías" zurdas con la mano diestra puesta sobre el corazón, en típico saludo de la famosa Sociedad Secreta y Filantrópica. La ausencia de antiguos jefes de la época de la Guerra Antisubversiva es la señal de "un punto de quiebre en el Ejército". Con la designación, afirmó Vázquez, se "promoverá un cambio generacional".
El cesado ex Comandante Carlos Díaz, al retirarse, dijo a los generales en reunión y luego ante los medios de comunicación: "definitivamente, la lealtad no paga". Dicen que alguien en voz muy baja replicó: "Así paga el Diablo a quien bien lo sirve". Por el momento hay calma en la Fuerza de Tierra, pero sabemos del malestar que tal vez en algún momento llegue a manifestarse. Depende si priman los guerreros o los soldados.
Era lo que decía Castellani. quien agregaba unas palabras que deseamos hacer nuestras:"Antes la Iglesia bendecía las espadas. Las espadas tenían una cruz y el que las llevaba hacía los más solemnes juramentos de no sacarla sin razón ni envainarla sin honor.
"En aquel tiempo se hacía caso de los juramentos y el que los despreciaba Atenía quien le pidiese cuenta.
"Existía una cosa que se llamaba el honor del soldado, LA CABALLEROSIDAD. La idea era que el soldado de suyo estaba al servicio de la justicio., lo cual es más que estar al servicio del Estado, digo del Estado dominado por fuerzas económicas.
"Todo eso puede volver y volverá si el mundo Occidental debe salvarse. El ideal de nuestra vida es afanarnos para que eso vuelva".
Por el momento, tenemos a nuestro frente y con letras de sangre lo que Lenín escribió en "El Estado y la Revolución": "La República Democrática es el acceso más próximo a la Dictadura del Proletariado". •



6 DE FEBRERO DE 2012: RELEYENDO NÚMEROS ANTERIORES DE "CABILDO",  COMPRUEBO A DIARIO LO QUE TRANSFORMÓ LAMENTABLEMENTE NUESTRA PATRIA, E INVITO A ENTERARSE CON ELLO DE LA DIABÓLICA TAREA DE QUE HEMOS SIDO "UN OBJETIVO PREDILECTO". SUGIRIENDO A LA VEZ PERMANENTEMENTE A ELEVAR NUESTRAS ORACIONES LUCHANDO POR LA RESTAURACIÓN DE LOS AUTÉNTICOS VALORES NACIONALES.




Publicado en Revista Cabildo N°59
Mes de Octubre de 2006-3era.Época
Judiciales
JUICIO Y TERROR
Por:Marcial Castro Castillo

Quienes hemos oído hablar de los entretelones procesales de los casos "Padre Grassi y "Comisario Etchecolatz", también hemos podido hacernos una idea de cómo se las gasta el llamado "Poder Judicial" en nuestros días.
Si el sistema constitucional "argentino" empieza en una mentira como la inexistente e imposible "soberanía popular", se siguen de allí toda clase de mentiras, y una de ellas es la de la falsa "Justicia", que no merece otro crédito del pueblo argentino que el que le daba Martín Fierro.
Sabemos de la existencia de testigos falsos, comprados y luego arrepentidos: los Tribunales reciben y registran el falso testimonio, pero se niegan a aceptar la confesión rectificatoria del arrepentido: los "jueces" no lo permiten. Se intimida al entorno del opositor acusado, mediante amenazas diarias, seguimientos, escraches, secuestros, lesiones graves, y ahora... ¿"desapariciones"?
La "familia" —en el sentido mafioso— constituida por "abuelas", "madres" e "HIJOS", si ha tenido medios para golpear y dejar medio ciega a la anciana esposa de un prisionero, y para dañar gravemente su vivienda, como ocurrió en Mar del Plata, cuando las hordas asaltaron la vivienda del Comisario Etchecolatz en la que cumplía su arresto domiciliario, ¿no los tendrá para hacer desaparecer a un testigo falso que puede arrepentirse después de haber sido ocupado por los gobernantes?
No lo decimos exclusivamente por el "caso López", que al día de hoy, miércoles 4 de octubre, cuan¬do escribimos estas líneas, no sabemos aún qué desenlace tendrá ni lo que ha sucedido. Lo decimos con ocasión del "caso López", y por lo que pudiera suceder en adelante.
Especialmente, cuando se usa el escándalo por la desaparición como parte de una campaña para calumniar, incriminando a las propias víctimas del aparato terrorista gubernamental. Quien por los años '70 fue capaz de dinamitar y acribillar a tiros a transeúntes civiles, neutrales cuanto menos; y es capaz de asesinar multitud de inocentes inermes, en los claustros maternos, exaltando los méritos del homicidio de personas nonatas y erigiendo la masacre en "política de estado", ¿puede sentir escrúpulos y retroceder ante otro asesinato o desaparición de un cómplice cuya utilidad ha sido exprimida hasta el final?
"Magistrados" de una Justicia" que, cuando se le presenta una violación seguida de embarazo, no castiga al criminal violador, sino que dicta pena de muerte para los más inocente, forzando a los médicos a constituirse en verdurgos que, cuando comprueban judicialmente que el capataz de los asesinos aborteros ha mentido, declara que la mentira de un gobernante no es delito penalmente perseguible, no son moralmente fiables y, antes que garantía de justicia y de verdad, son una terrorífica amenaza para las vidas y los bienes privados, y sobre todo, para el Bien Común.
Cuando las denuncias por violaciones a los Derechos Humanos perpetradas por los gobernantes y sus matones organizados, contra los prisioneros y los derrotados por esta Democracia Terrorista, no pueden ser elevadas procesalmente a las Cortes internacionales de Derechos Humanos, porque los señores "jueces" no hacen lugar a la apelación, y solamente de un modo sacrificado, cuasi clandestino, es posible sortear los controles policiales y migratorios para llegar a una ciudad extranjera y entregar una denuncia en mano de algún remoto Juez, sorprendido en la calle al salir del hotel y antes de subir al coche, se está verificando el pleno goce de las garantías constitucionales, incluidos el pacto de San José de Costa Rica y otras "seguridades"
No están exentos de responsabilidad "todos aquellos que, pudieron evitarlo, no lo hicieren". Alguien podría atribuir a la Universidad y a las facultades (o colegios) de juristas, la claridad mental y la honradez para desenmascarar críticamente al sistema, pero eso sería ignorar que, desde la imposición del positivismo, el Derecho nada tiene que ver con la virtud de la justicia por la que Aclaman los oprimidos, y que la universidad, sin Cristo y desnuda de teología y metafísica, ha perdido toda la autoridad de la Sabiduría. Los nostálgicos del "golpe", olvidarían que la indefensión del pueblo a manos de la tiranía terrorista, pasa por la impotencia militar y política de unas que fueron fuerzas y están desarmadas. ¿Qué más nos queda?...
'De Dios abajo, ninguno", parafraseamos. No será de la justicia de los hombres, de la que nos escandalicemos, pero sí de que sea considerada una de las "instituciones" que hasta algunas autoridades religiosas creen necesario salir a defender, como si no contradijeran de la Doctrina Social de la Iglesia.
Hablo de la Doctrina verdadera, de los propios documentos del Magisterio Pontificio, no de la contradictoria versión recogida en el Compendio, que oficializa errores expresamente condenados. ¿Será imprescindible ser personalmente víctima del terrorismo, para juzgarlo y "denunciar el sistema que lo entroniza? ¿O es que el terror ya los oprime hasta el extremo de paralizar su capacidad profética?
En tanto el gobierno se consolide, creo que el único y mejor recurso político a disposición de los católicos argentinos decididos a testimoniar su fe, y de cualquiera otro que tan sólo se proponga no traicionar lo justo, es aceptar alegremente el privilegio de la persecución por la justicia, en el doble sentido: por defender lo que es debido y también sufriendo la acción u omisión de la mal denominada "Justicia" constitucional.
Es probable que no nos quede otra política que el Martirio. Ni otra más eficaz, a juzgar por frutos espirituales que están dando los mártires Cristeros. Ni más Autoridad que la de treparse al Trono de la Cruz de Cristo Rey. •




30 de Enero de 2012
"LA ESCANDALOSA INJUSTICIA CONTRA EL PADRE VON WERNICH" Este es el titulo con que cita Cabildo a el articulo publicado en su N°57 del mes de Julio de 2006.  Horacio Ricardo Palma es su autor. Hoy puedo decir que conozco a Palma o mejor dicho sus notas, por cuanto soy lector de su blog llamado "RAMOS GENERALES" a través de internet. De las injusticias con que hacen padecer al padre Von Wernich creí ser un conocedor, pero esta me alarmó,... se me pasó,...o no me acordaba, con esto rompen con todo... ¿y nuestra jerarquía eclesiastica...? ¿No lo defienden? o ¡parecen temblar de miedo!.... ¿no es todo una actividad demoníaca? y nosotros seguimos sin mover un dedo. Hacen seis años ya jugaban así con él pobre cura...y yo no me daba cuenta, fue tan revelador el relato, que conocí aún mas el "basural" en que nos metió esta roña llamada progresista haciéndome lamentar de "bronca". ¿Puede esperarse otra cosa de quienes hacen 50 años robaban y mataban a quién querían?... ¡Los que damos lástima somos nosotros por "frios e incapaces",... los argentino!  
 


Publicado por Revista Cabildo N°57
Mes de Julio de 2006-3era.Época
De pluma ajena
http://4.bp.blogspot.com/_Nc6myC_xJBk/SyYXUBT7QtI/AAAAAAAACqA/uM8IRKT75hs/S240/fiesta+075.JPG
por Horacio Ricardo PALMA
LA ESCANDALOSA INJUSTICIA CONTRA EL PADRE VON WERNICH
Tuve la oportunidad de visitar en la cárcel al Padre Christian von Wernich, uno de los tantos presos políticos que atestan los calabozos de nuestro país. Bombachas ombú, alpargatas de yute, camisa verde y mate en mano, así salió a mi encuentro Von Wernich, para compartir una tarde de charla frente a una pequeña imagen de San Jorge. Culto, de finos modales, voz recia, palabras justas y hablar pausado, pero preciso. Preocupado por la salud de un viejo amigo que tiene en Gualeguay con el que compartieron seminario, cristianamente resignado ante la extraña muerte de su sobrino Alejandro Morelli (murió misteriosamente, en un misterioso incendio, este año en Colón, Entre Ríos), indignado ante una situación de mentiras e injusticias que no alcanza a comprender, pero con esa fuerza interior sobrehumana que inspira la Fe. Así encontré al Padre von Wernich esa tarde, mientras hablábamos de bueyes perdidos y de injusticias encontradas.
El caso del Padre Christian von Wernich, es una parodia perfecta de la venganza política, que la justicia justifica con mentiras. Todo es tan patético en su causa, que si no fuera porque encierra tragedias de sangre argentina, movería a risa. Es la novela "Nunca Más" la que habla de von Wernich, capellán de la policía bonaerense en épocas del fallecido Ramón Camps. Y habla por boca de un ex policía: Julio Emmed, quien, a principios del ochenta, cumplía una condena por robos varios. Y en la citada novela, Emmed cuenta (no lo hace bajo ningún juramento) y acusa. Acusa a von Wernich y a Miguel Etchecolatz en el caso del "Mono" Moncalvillo, hermano de la periodista hoy directora de Radio Nacional, y otros dos desaparecidos.
En el Juicio a las Juntas, durante el gobierno de Alfonsín, la Cámara Federal llamó a declarar a Julio Emmed. Había gran expectativa, pues bajo juramento, un policía de la bonaerense declararía (por fin) los "crímenes" de la policía de Camps. Emmed prestó juramento y, frente a la Cámara Federal en pleno, los dos fiscales, el público. las cámaras de televisión, y los periodistas de medio mundo que cubrían el espectáculo, le preguntaron si era verdad lo que había contado en la Conadep. Antes, se le recordo-que estaba bajo juramento. Emmed tomó aire, y declaró que todo eso era mentira. Silencio en la sala. Dijo que estando preso en la Unidad Carcelaria de Olmos (La Plata) cumpliendo una condena de 25 años, fue visitado por la Dra. Aguad y el Dr. Aragón, ambos de la Conadep. Y dijo que ellos le contaron de un plan que, en caso de acceder al mismo, podría darle, desde la libertad y la entrega de dinero, hasta el traslado a una Unidad en Capital Federal (el traslado sí ocurrió a los dos días de esa visita).
Le ofrecieron 20.000 dólares, dijo Emmed; la libertad, la salida del país y la radicación en el exterior junto con su familia, pero debía declarar, a cambio, contra el comisario Etchecolatz y el Padre von Wernich. Emmed dijo también en su declaración, que como no cumplieron con nada de lo que le habían prometido, tenía la obligación de decir la verdad. Declaró que todo lo contado en la Conadep era falso, y dijo estar amenazado por esa gente. Lo mismo declaró en el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, bajo juramento, el 24 de julio de 1985. pero nadie lo tuvo en cuenta, y poco tiempo después de sus inconvenientes declaraciones... Emmed murió asesinado en la cárcel. Silencio en las salas... en todas las salas, ante una muerte anunciada a los gritos.
Enterado que el día lunes 12 de diciembre de 2005 iba a declarar el Padre Christian von Wernich en los tribunales de La Plata, el periodista Diego García se fue temprano para ver cómo se "originaba" la noticia que mas tarde se vería por TV, se leería en los medios, y se escucharía en las radios y sus informativos.
Pero Diego García fue testigo de cosas peores. Dice García que vio cómo los periodistas arreglaban con una señora, para que ésta sostuviera un cartel que los mismos periodistas habían escrito, ante la falta de escrachadores. Y cuenta García que, como la señora no pudo esperar, otro periodista sostuvo el cartel, de espaldas, mientras Crónica TV le hacía un primer plano. No conforme con escribir uno, el mismo periodista escribió otro cartel, cuenta Diego García, y lo pegó en la pared, con cinta que trajo un empleado del juzgado.
Pero, además del manifestante trucho con el cartel trucho, García fue testigo presencial de la manera en que los medios armaron la tergiversación de la noticia. Todos los medios 'mintieron al decir que el Padre "reconoció haber visitado centros clandestinos de detención", cuando la declaración del Padre von Wernich decía que "él como capellán, visitaba las comisarías o lugares oficiales de la Policía, pues ése era su ministerio y responsabilidad como Capellán Policial..." Todos los medios dijeron "centros clandestinos de detención", allí donde el Padre dijo "comisarías".
García vio cómo un secretario de la Fiscalía salió a hacer declaraciones, tergiversando lo declarado por el Padre. En efecto, el Padre von Wernich declaró que si alguna respuesta era del orden del secreto de confesión, él lo haría saber y no la contestaría. Pero todos los medios desinformaron diciendo que "el padre se amparó en el secreto de confesión para no contestar las preguntas".
Así, mientras von Wernich desmentía sus acusaciones, la Agencia Télam, "Clarín" y "La Nación" (y las principales radios), desinformaban con un discurso calcado de mentiras. Un discursó arbitrario y tan evidentemente falaz; que si uno compara lo declarado por von Wernich con los cables de noticias que se publicaron en aquel 12 de diciembre, vomita.
Obviamente, el hecho de desinformar con mentiras no es algo nuevo, y menos en el caso de von Wernich, quien fue detenido en octubre del año 2003, cuando el resentimiento de este gobierno montonero y la justicia obsecuente, comenzaban su embestida de persecución ideológica.
Unos meses antes de aquel octubre, la efímera revista "TXT", fundada por el ya fallecido Adolfo Castello, y que tenía la fea costumbre de apretar públicamente con noticias y cronistas falsos, había denunciado a von Wernich (por entonces en Chile) con datos falsos; tan falsos, que hasta el Cardenal Primado de Chile Monseñor Errázuriz, y el Obispo de Valparaíso, Monseñor Duarte, se encargaron de desmentirlos públicamente.
Algo anda mal, cuando son noticia quienes tienen que informar. Pero algo anda peor, cuando los que deben informar, eligen desinformar con mentiras, intenté decirle aquella tarde a von Wernich. Él, mejor persona y cristiano que yo, me regaló un consejo: "Padre, perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden, rezamos en la oración que Él nos dejara. ¡A vivirla pues plenamente!" Me fui envidiando su Fe... y pensando: qué difícil es vivir plenamente el cristiano perdón. •




23 de Enero de 2012

Acercándose ya el año de trancurrido aquel "burdelesco" acontecimiento, promovido a causas de una promoción "vitivinicola", propio a nuestros vulgares representantes, cae en mis manos releer el número de Cabildo en el que tan "bien" se acordara de algunos de ellos el Dr. Caponnetto (Algunos, porque no estuvieron todos). Con sus  palabras demostraron lo que habitualmente son: "Vulgares y rastreras sanguijuelas" que odian a Cristo y su Iglesia, por lo que no pudieron haber sido mas acertadas las redactadas por el director. Si algún partidario asociado a estos "reos", se ofende es porque comparte el ateismo destructor de este "malevaje" de degenerados.

Publicado en Revista Cabildo N°88
Mes de Abril de 2011 3era-Época
ACTUALIDAD
Antonio CAPONNETTO
Por el Honor de la Sangre
SANGRE DE CRISTO EMBRIAGAME

Mientras el mundo gemía el drama de Japón, sucedido en el inicio de la Cuaresma; mientras el luto desplegaba su ropaje austero sobre el corazón de los hombres decentes, nos llegó la noticia, según la cual un grupúsculo burdelesco de funcionarios oficialistas, encabezados por el actual ministro de Economía, se daba cita en el bar "Perón Perón", ubicado en lo que llaman ahora Palermo Hollywood, y que otrora supo ser, decentemente, "un cielo de relinchos y de crines", al decir de Jorge Luis Borges.
La banda orgiástica del kirchnerismo tenía su propósito expreso en aquella jornada luctuosa de marzo: presentar un nuevo vino, llamado El Justicialista, que según sus promotores, sumaría aún más alegría a la que ya tiene el pueblo como consecuencia de las bondades múltiples que prodiga este Gobierno. Henchidos de ínfulas electoraleras —que es estar rebosante de chapuzas— los hijos de Cristina libaron y brindaron por lo que juzgan su inmodificable y seguro triunfo político.
Personajes de talante prostibulario se aglutinaron alrededor del neobrebaje, convencidos todos de que se puede imponer la alegría popular por decreto de necesidad y urgencia. Y cada uno de ellos, a su turno y copa en garfio, sintióse autorizado a expresar alguna sonora porquería.
Llegado el momento del palurdo que funge de Secretario de Cultura —y que para abreviar llamaremos Jorge Coscia— dijo, según registro de las crónicas: "El vino es bíblico. El famoso pedo que se agarró Noé aparece en la Biblia, el primer libro" (cfr. "La Nación", 12 de marzo de 2011, pág. 18).
"Todos se rieron con ganas", según apunta a renglón seguido el mismo informante. Es lógico que así fuera. Existe un patológico reír —propio de los idiotas o de los degenerados— el perfidum ridens. que expresa el gozo que les cause ver la humillación de los demás.
En este caso el humillado en nada menos que el Patriarca Noé cuya embriaguez (Génesis, 9, 18 29) es figura de esa copa densa de los pecados del mundo, que el mismo Cristo pidió auxilio al Padre para poder beber (San Mateo, 26 42). Así lo vieron exégetas de nota, y el mismo Buonarotti lo plasme en uno de sus frescos, el último de la serie del Génesis que este en la bóveda de la Sixtina.
Pero para el Secretario de Cultura —paradigma del intelectual K— Noé es apenas un borracho, y el sacrilegio un divertimento de taberna pe ronista.
Es que Coscia, como sus pares de Carta Abierta, me recen ser discípulos de aquella extraña Escuela de Slovenrie, para quienes orinar, peer y vomitar era el modo conatural de expresarse.
Faltaba lo peor, y al fina llegó en aquella tenida patibularía. El Ministro de Agricultura, que responde a nombre de Julián Domín guez, alzó una de las botella; de "El Justicialista", y "se animó, incluso, a comparen el vino con la sangre de Cristo, que «dio la vida por la humanidad», con la sangre dé Kirchner, que «dio la vida por la política»" (cfr. "La Nación", ibidem).
Hay una sola manera argentina de castigar esta blasfemia, y es horadando la lengua del impío, como enseñaba el General José de San Martín. ¿Quién se atreverá a hacerlo, mientras le explica al reo que el señor Kirchner no derramó ninguna sangre por nada ni nadie, sino que reventó una noche bajo el destino maldito del insensato, al que el Supremo Juez le pregunta: "¿para quién será lo que has amontonado"? (San Mateo, 12, 16-20).
¿Quién se atreverá al justiciero hierro candente, para que el fuego lave, junto con la injuria, la mitología grotesca que ha transformado en héroe y en santo al más vulgar de los canallas y al más ladrón de los rencorosos?
Y hay una sola manera católica de castigar esta horrible imprecación. La explica San Alfonso María de Ligorio en su Sermón IX —para el domingo XXIV después de Pentecostés— citando a San Juan Crisóstomo: "cuando oigas blasfemar a un hijo vuestro, rómpele la boca, santificando así vuestras manos" (cfr. "Obras Ascéticas", Madrid, BAC, 1954, vol. II, pág. 523). ¿Quién osará aplicarle la merecida pena? ¿Acaso alguno de estos obispos felones que cuando sale algún curazo agalludo a contener a los viles, acaba pidiéndoles perdón y acallando al valiente?
No; nadie excepto el Dios de los Ejércitos castigará a estos repugnantes blasfemos. Que no se llaman sólo Boudou, Coscia o Domínguez, porque tienen los mil nombres de los obsecuentes que rodean el trono de la jaca.
Por eso, desoiré en la ocasión a las voces amigas que me piden no trasgredir los límites de la mesura.
Pero ¿si no estoy dispuesto a este minímisimo gesto de santa indignación por el honor de la preciosa Sangre de Cristo, por quién lo haré?
Escuchen pues, esbirros y esbirras kirchenristas que han sido o serán capaces de tamaña perfidia; escuchen lo único que merecen escuchar con voz tronitonante: son todos ustedes una manga de hijos de puta.
Sanguis Christi, inebria me. •







14 de Enero de 2012
Leyendo solamente el título de este artículo de Cabildo, se entiende la inescrupulosidad de quienes manejan los gobiernos actuales, aquella profecías que pronunciara José M. Estrada cien años tienen plena vigencia. Solo la restauración de "TODO EN CRISTO" como pidiera San Pío X puede reencauzar la humanidad.  

Publicado en Revista Cabildo N°72
Mes de Marzo de 2008 3era.Época
Política Exterior
SANTUARIO DE CRIMINALES

Trampa
Acaso nunca en toda la historia, se haya manifestado la hipocresía universal con tanta, efusión y maldad. Una perversidad tal, que desalienta la observación de los acontecimientos, inclinando a cerrar ojos y oídos, para no caer en la desesperanza o el desvarío.
Es especialmente siniestra para nosotros, esta experiencia de mentiras aplastantes. Disfrazadas de humanitarismo, nos tocan de cerca invirtiendo la historia, para soltar criminales y poblar las cárceles con quienes les hicieron frente. Podemos comprobar ahora, cómo se conecta nuestra emergencia con el engaño mundializado. En ello se inserta la exaltación de los asesinos terroristas del '70 y el invento del "terrorismo de Estado".
La trampa dialéctica —típicamente marxista— que está acompañando la agresión a Colombia, representa como se ve, una práctica verdaderamente enloquecedora. Remedo acaso de experimentos frenológicos, para la anulación de las facultades intelectuales colapsando regiones especiales del cerebro, mediante el machaqueo interminable de un arma tan cruel como sencilla. La tergiversación de la realidad patente, hasta que la víctima abomina del propio juicio. Hasta secarse con agua o refrescarse con fuego; terminando por llorar, arrepentido de crímenes jamás soñados...
No cabe duda que la locura a escala universal, satisface aspiraciones máximas del Odio a la humanidad. Así se refocilan los vastagos del padre de la Mentira con los Derechos Humanos retorcidos.
Odio
No contenta con haber asesinado a multitudes impresionantes, ahora la Revolución utiliza un arma mortal mucho más fácil y refinada, diezmando —previa degradación— a millones y millones de pobres seres humanos atrapados en las garras de la droga. De cuya provisión son bien conocidos sus grandes abastecedores, los terroristas de las FARC.
Con esto sólo, el mundo entero tendría que haber condenado al instante, el escándalo ficticio armado alrededor del abatimiento de un jerarca narcoterrorista. Para colmo, con la reclamación de la intangibilidad de las fronteras, a los gritos de los apatridas del marxismo sin fronteras.
Una comedia grotesca de los mismos que alientan juicios foráneos contra conciudadanos locales, como pasara entre nosotros con los atropellos del juez Baltasar Garzón; de los que hacían la vista gorda consintiendo los bolsones de tropas terroristas extranjeras; de los que han aplaudido y todavía siguen celebrando la "gesta" del Che Guevara en Bolivia, con proyección a la Argentina.
Y así mil ejemplos más. Pero sobre todo —en el terreno jurídico— el olvido malicioso de las convenciones internacionales que no les convienen. Como las que prohiben la tolerancia de semejantes reductos guerrilleros. Prohibición que da sustento a una legítima defensa en la inmediatez del combate antiterrorista. Con acciones limitadas como en el caso a la supresión del peligro, a metros de los mojones y por supuesto sin depredación ni ánimo injuriante contra el país vecino.
Las túnicas rasgadas en el reciente aquelarre presidencial, no se rompieron nunca, ante la ferocidad de los secuestros y crímenes terroristas, incluso en contra de ciudadanos extranjeros.
La jefa de Estado se erige en mediadora para preservar la paz, pero sin la imparcialidad que se impone en semejante empresa. Porque mientras tanto, "con la venia deja Casa Rosada, las «agrupaciones sociales» (piqueteros oficialistas) que responden al kirchnerismo", preparan una movilización masiva contra la embajada de Colombia en Buenos Aires. Consigna la noticia que la organización del operativo corrió en buena medida, por cuenta de funcionarios de la secretaría general de la Presidencia (cfr. "La Nación " del 7 de marzo de 2008).
Culminación
En esta quiebra del entendimiento, ni siquiera haría falta el cotejo de la piedad de Marulanda Tirofijo con la brutalidad del "Estado terrorista de Uribe".-
Como muestra culminante del destrozo de la razón y del lenguaje bajo el imperio de la aberración, en el matutino referido ("La Nación", 7 de marzo de 2008, pág. 3, col. 4) ya sé pudo hablar de un "santuario de criminales". Nada es demasiado. •
J.E.O.

18 de Diciembre de 2011
Estimados amigos: Quién nuevamente tenga que soportarme, haciendo con esta introducción un parangón a evaluaciones de estudiante secundario, considero haber llegado a "mi arañado 4 para Castellano o Gramática", comprenderá que solo perderá unos minutos con el artículo que continúa. Quién lo hace, mas aún atravesando identicos destino a los de don Varela, no dejará de comprender que todo caso se origina con una misma "comedia". En nuestra Argentina o en España los Presos Políticos o Prisioneros de Guerra son víctimas de mismos procedimientos. Los acusan por falsos delitos, los llevan hacia el mismo juicio, conducidos por idénticos tribunales y finalizan con iguales penas. "LAS QUE SE LES ANTOJO YA AL PODER DE TURNO" Quizás no se crea fácilmente, pero el caso que sugiero como lectura le develará a las claras la existencia de una CAUSA común de origen.  Un buen señor hace 50 años deseaba que a mi edad me diera cuenta de todo "EL APOKALIPSIS", ¡recién empiezo a ver algo!. Lo que ya entendí es que "hay que pensar como ellos" "seguir todo ritmo de vida que ordenan ellos", "no hablar de otra libertad mas que la que ellos permiten". La Trilógia Masónica de la Santísima Trinidad. LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD.      

Publicado en Revista Cabildo N°93
Mes Noviembre/diciembre de 2011 3era.Época
PERSECUSIONES
Fernando José ARES
Corredor "C" - Celda 102
La Injusta Prisión de Pedro Várela

SITUACIÓN LEGAL DE PEDRO VÁRELA
En 1996 se procedió a allanar su domicilio particular y el local de la librería "Europa", secuestrándosele todos los libros de la misma y efectos personales. Por ese material fue condenado el 16 de octubre de 1998 por el juez Santiago Vidal Marse por "negación del holocausto" e "incitación al odio racial" a cinco años de prisión, retiro del pasaporte y prohibición por diez años para salir de España.
Apelada la sentencia ante el Tribunal Constitucional de Madrid, este declaró inconstitucional el cargo de "Negación del Holocausto" y envió la causa a Barcelona para que se dictara nueva sentencia, en 2008 luego de tener el caso durante diez años. El nuevo tribunal lo condenó por "Genocidio" (¡sic!) y le aplicó una condena de siete meses de prisión. Mientras todo esto ocurría se efectuaba en 2006 un nuevo registro ahora sobre "Ediciones Ojeda" de las que era director. A raíz del material secuestrado se lo sometió a otro juicio, condenándolo el 8 de marzo de 2010 a una nueva pena de un año y tres meses de prisión por el delito de "difundir ideas negaciónistas" y un año y medio de prisión por "genocidio". Sumadas estas condenas a la anterior de siete meses tendría una pena privativa de la libertad de un total de tres años y cuatro meses, siendo ahora de cumplimiento efectivo ya que supera los dos años y se lo considera "reincidente"
El 12 de diciembre de 2010 se presentó en forma voluntaria en la prisión "democrática" de Lledoners, Cataluña, para cumplir una pena privativa de libertad. Hasta el momento todos sus recursos y apelaciones le han sido denegados. Actualmente cumple su condena en la celda 119 del Módulo MR1, en el centro Penitenciario de Brians 1, Sant Esteve Sesrovires, Cataluña.
PENETRACIÓN EN LA SANCIÓN PSEUDOJURÍDICA
En este punto se probará que Pedro Várela no fue juzgado sino linchado judicialmente. Que no tuvo jueces sino verdugos;que se buscó su aniquilamiento personal, lesionando su prestigio, su libertad y su patrimonio. Y que la agresión no se perpetró exclusivamente por el Poder Judicial sino que participaron los sectores más oscuros del Ejecutivo y elementos de la delincuencia común vinculados a la ultraizquierda.
El Operativo contra Várela salió a la luz en 1996 en dos procedimientos policiales, uno en su domicilio y otro en la librería "Europa", donde se le secuestró su archivo personal, documentos históricos y 20.900 libros perteneciente a multiplicidad de autores.
Con esos elementos se eligió para perpetrar el atentado contra su libertad a un juez político que no pertenecía a la carrera judicial y es un declarado marxista-leninista. Su nombre es Santiago Vidal Marse. Orquestó un show, que hasta incluyó la proyección de un filme, al mejor estilo de los juicios soviéticos que tan bien fueron imitados en la Cuba castrocomunista y en la Argentina democrática. No faltando tampoco manifestaciones con la agente internacional Pilar Rahola a la cabeza, capitaneando organiza-ciones de personas con alteraciones varias en la identidad sexual y usurpadores de distinta laya y origen (okupas),
En 1999 para promover la condena a Várela y demostrar el "repudio popular" que éste suscitaba, la policía catalana declaró una "zona liberada" en torno a las adyacencias de la calle Séneca N° 12 (Sede de la Librería "Europa") y organizó una turba que saqueó y destruyó sus instalaciones. Con los libros que no se robaron organizaron una gran pira que ardió durante largas horas sin bombero a la vista que acudiese.
Claro está, es que era una "quema de libros" democrática y por lo tanto alabada y consentida. Las malas son las otras. Esta técnica de utilizar hordas de marginales ha sido muy utilizada en Cuba y en los denominados "escraches" argentinos. Siempre han tenido la complicidad policial de mandos de una mentalidad muy subalterna.
Como la condena no resistió el análisis del Tribunal Constitucional cuando fue apelada, hubo que celebrarse nuevo juicio con una módica condena de siete meses nada menos que "por promover el genocidio". Pero ¿cómo es posible que porque una parte de las obras secuestradas sostenía, a través de distintos puntos de vista, que Alemania no había llevado a cabo ningún genocidio durante el gobierno de Hitler, se pudiera acusar a alguien de cometerlo? Descaro total, había que condenarlo y basta.
Como la sentencia por su corta duración era insuficiente para los que ordenaron su aniquilamiento, ya que no era de cumplimiento efectivo, se promovió la consecución de otra. Así relacionándola a la anterior se alegaba su reincidencia y se podría hacer la sumatoria de ambas, con lo que se aseguraban un Várela con unos cuantos años fuera de circulación.
Este complot había sido preparado en el 2006 con una nuevo allanamiento ahora sobre "Ediciones Ojeda", editorial de la que Várela también era director, secuestrándose todos los ordenadores y cinco mil libros. Con esto se le inició el nuevo proceso para la liquidación efectiva. El motivo era totalmente absurdo, porque estas ediciones se vendían en la Librería "Europa" (las dos sociedades tenían el mismo domicilio) y estaban incluidas en el juicio anterior, y los libros objetados (dieciséis en total) son un extraño popurrí donde se mezclan obras históricas, como discursos de Adolf Hitler, con otras del Padre García de la Ojeda, o de judíos como Israel Shamir, o el psicólogo, declarado antinazi, H. J. Eynsieck. ¡Por suerte se salvaron Aristóteles, Cervantes y Shakerspeare!
Pero la razón no importa, la orden era condenarlo nuevamente a Várela y declarar su reincidencia. La sentencia vino de manos de la jueza sustituía Estela Franco, y el Fiscal Especial para Delitos de Odio y Discriminación y también Fiscal Interlocutor Contra la Homofobia, Miguel Ángel Aguilar. Lo anterior no es una humorada, ésos son los títulos oficiales de esta creatura de la Fiscal Superior de Cataluña Teresa Compte, ídem a su vez del Fiscal General de Estado (Socialista) Cándido Conde Pumpido, quien calificó al entramado batasuno de ETA como "sector político".
Bueno, de esa honda vino la piedra contra Várela. Y el objetivo se cumplió, nueva condena, sumatoria con la anterior y declaración como reincidente y cumplimiento efectivo. Várela entre rejas por una buena temporada.
OTROS LIQUIDADORES ESTATALES
El operativo contra Pedro Várela fue cuidadosamente planificado desde larga data y en él intervinieron distintos organismos estatales. Ya señalamos la participación de la policía catalana. Ahora llega el turno de referir la participación del CESID (Centro Superior de información de la Defensa), el instituto de mas jerarquía de la inteligencia española actualmente denominado Centro Nacional de Inteligencia, quien efectuó la infiltración de dos agentes dentro de la Librería Europa durante largos años. Uno de ellos fue el identificado con el "nombre de guerra" de "Rigoberto". Cabe consignar que el CESID fue una creación del masón Manuel Gutiérrez Mellado, general que ofició de agente doble durante la Guerra Civil y que por sus servicios tripuntes para descalabrar a España fue recompensado por el Rey Juan Carlos I con un título de marqués.
Que un país sacudido por el terrorismo etarra y otro que no ha podido ser satisfactoriamente identificado aún y que causó los doscientos asesinatos de Atocha, por separatismos varios en constante "in crescendo", por el narcotráfico que lo ha constituido en su puerta de entrada en Europa y por la inmigración ilegal, que no logre ninguna infiltración que produzca hechos de relevancia en la anulación de esas peligrosas lacras para el Estado Español dedique su tiempo, hombres, esfuerzos y demás recursos a infiltrar a un librero que se dedicaba a editar las obras de Codreanu o Houston Stewart Chamberlain, parece mas propio de una película protagonizada por el "inspector Clouseau" y la "pantera rosa" que de un país serio y civilizado. Pero mas allá de lo cómico o tragicómico del suceso, esto es la prueba indudable de los enemigos poderosos que tenía y tiene Pedro Várela.
LOS IMPULSORES

Los particulares que impulsaron el inicuo seudoproceso a Pedro Várela fueron las entidades "S.O.S Racismo", la Comunidad Israelita de Barcelona y ATID. La primera es una entidad que se autodefine como "derechohumanista". Por supuesto son enemigos acérrimos de cualquiera que proclame su identidad histórico-genealógica y quiera salir de la masa amorfa. Su financiación es desconocida como también la identidad de sus financistas. También sus directivos cuidan su exposición pública ya que en su página web guardan un total anonimato. En cuanto a la segunda también se ignora su representatividad dentro de la sociedad catalana. No es conocido el número de estos nuevos almogáraves que llegaron hace' menos de cien años desde Turquía, Polonia y los Balcanes (según confiesa su página de internet) y que a diferencia de los de Roger de Flor quienes antes de iniciar acciones gritaban a sus espadas "despertad ferro", parecen gritar "despertad intriga". Bueno, así está Cataluña. Sobre el tercer querellante, ATID o "Comunidad Jueva Atid de Catalunya", tal es su nombre completo, es lo mismo que lo anterior, sólo que esta se define como "judía progresista", declara formar parte de la Unión Mundial del Judaismo Progresista y del Consejo Europeo de Entidades Judías.
EL VERDADERO DELITO DE PEDRO VÁRELA
Pedro Várela se atrevió a buscar la verdad histórica, a difundir sus investigaciones y las de numerosas personas de todo el mundo sobre hechos que hoy pertenecen a la historia, a publicar el pensamiento de valiosos intelectuales que actualmente sufren una total proscripción y de protagonistas de hechos históricos condenados a ser conocidos en el presente solamente por las opiniones de sus detractores y enemigos. Se podrá coincidir o no con la totalidad de su ideario. Se podrán discutir matices, grados,detalles. Pero es inconcebible enmudecerlo y encarcelarlo por atreverse a contradecir el lavado de cerebro colectivo impuesto coactivamente por los aliados.
En un mundo controlado por una férrea y represiva "Policía del Pensamiento" que ha consolidado la "Verdad Única", incontradecible e irrefutable, lo de Pedro Várela es verdaderamente intolerable.
Ha violado las normas impuestas del "Buen Ciudadano del Nuevo Orden Mundial": no pensar, no ir contra el nuevo dogma ¡No dudar! Pedro Várela y los que son como él son peligrosos, hacen tambalear lo que costó imponer con inaudita violencia y luego sostener también con violencia distinta e infinidad de recursos económicos, procedentes del dominio mundial de la Alta Finanza.
Es tan intolerable la verdad histórica para esta Alta Finanza que, como demuestra este caso, hasta pensadores judíos que la contradigan como Shamir o Eynsieck deben ser proscriptos. Son estos "Maestros del Diálogo", como bien los define Shamir, quienes imponen los nuevos conceptos: "genocidio", "lesa humanidad", "odio racial", "homofobia", "género", "libre disposición del cuerpo por la mujer", "matrimonio igualitario", etc. ¡Y guay de quien no los acepte! ¡O que pretenda indagar sobre ellos! Será reprimido para anularlo y causar espanto a los audaces que intenten seguir su camino.
En síntesis, Pedro Várela ha cometido dos delitos intolerables: buscar la verdad histórica y ayudar a pensar. Por eso ha sido condenado. Nada más y nada menos. Su castigo, el pseudolegal (vía estradospresuntamente judiciales) y el ilegal (saqueos, destrucciones e incendios) causa tanta repugnancia que hasta el Nuncio Apostólico en España, quien podría haber utilizado un lenguaje diplomático incoloro y aséptico, al acusar recibo de una nota en su favor calificó su prisión de "lamentable". ¡Bien por Monseñor Renzo Fratini quien indudablemente no cultiva el ejemplo de Pilatos, lavándose las manos! Es que para los hombres de bien y respetuosos de los valores del Occidente Cristiano, es decir de los valores de nuestros mayores, de nuestra cultura, la prisión de Pedro Várela es intolerable y clama al Cielo. •


11 de Diciembre de 2011
Nacionales
por Antonio CAPONNETTO
"LA PLAZA ES
NUESTRA"
Desde el primer momento que los vi supe que eran mis hijos. "Bajaban enmalonados y disfónicos de colectivos y camiones, rodeados de rostros que eran un solo rostro atrabiliario o convulso. El vale para alguna vitualla extra por haberse movilizado a medianoche, les asomaba por los bolsillos, veteranos de plusvalías. Los gritos se les hacían babaza entre las comisuras, y corrían por las calles golpeando a tamberos y tractoristas, cosechadores y sembradoras, señoras con crios y jóvenes trabajadores, todos los cuales —como se sabe— son la oligarquía vacuna.
"Hicieron lo correcto. Así se los he enseñado, que para algo soy su madre. De párvulos los habitué a distinguir. Sí los que mandan son zurdos portentosamente ricos, no habrá reproches que allegar. Si los gobernados protestan exacciones despropocionadas, son codiciosos terratenientes. Si los de arriba se enjoyan, viven en suntuosos palacetes, recorren las ferias de vanidades del mundo e instalan sus oficinas en los terrenos más costosos de la gran urbe, es el tributo merecido a sus luchas por los pobres. Si los de abajo suponen que están siendo saqueados, no tienen derecho a lamentación alguna: son ricachones ambiciosos de Barrio Norte. Si ellos están con el Comandante Castro, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el Ejército del Pueblo, y las Armas Bolivarianas de Chávez, son pacíficos civilistas. Los civiles que trabajan en el campo, en cambio, son militaristas y golpistas. Si ellos les mandan a Haití las tropas que Bush les pide, están cooperando a la paz mundial.
Reclamar por los frutos de la tierra labrada y sembrada, ya se sabe, es imperialismo puro. Alinearse dócilmente tras el lobby sionista internacional es practicar en antifascismo. Aspirar a que la soja y la papa, el cuero o la leche no sean gravados desorbitadamente, es colonialismo. El kirchnerismo de las bancas suizas y las cirugías parisinas, libera. El campo es la dependencia.
"Sí, son mis hijos. Bienaprendidos y mejor educados están.
"Los reconocí a todos, uno a uno. En especial al mantecoso de retardo mental y de mamporro presto, mientras esté rodeado de cientos de sus compañeros y solitario el vil agresor.
"Estoy admirada de lo que hicieron. Tumbaron a un capitalista aislado que osó llamarlos mercenarios; golpearon valientemente por la espalda a un provocador que, solo y desarmado, tuvo el tupé de nombrarlos ladrones. Insultaron a todo hombre blanco que ofendía con su tez la morochidad nativista. Y sin que encontraran a nadie a su paso, ocuparon bizarramente la Plaza de Mayo, en defensa de la democracia y de sus actuales representantes. Para que no se los suponga oficialistas rentados por el Gobierno para amenazar al común, a la presidenta la llamaron apenas por su nombre de pila. Si son todos hermanos, y yo soy la madre.
"Convendrá que me presente porque la gesta que estoy ponderando, y que he prohijado, sucedió los días 25 y 26 de marzo de 2008 y pasará a la historia.
"Tengo varios nombres. Soy la lucha de clases, la guerra social, la democracia, la planificada revolución del lumpen, la ensangrentada y cruel dictadura del proletariado, la subversión marxista. También me llamo Hebe, Estela y últimamente Cristina.,
"Tengo otros varios nombres en el camino y por delante. Pero todos me conocen como La Puta que los Parió. Más nigromanta que Celestina, más promiscua que Areusa, más acosada que la Fiámmeta de Boccaccio.
"Por eso me invocaron en la Plaza de Mayo, reconociéndome ; dedicándome la autoría de sus hazañas. Con un grito que llevaba mi rúbrica al pie de la última palabra "La Plaza es nuestra". La Puta que los parió».
"¡Cuidado, hijos predilectos! Estoy inquieta por vuestra suerte. Oigo el clamor de los decentes, que crece y que resiste, y ya se vuelve oír hablar de Reconquista. Cuidado que esa Plaza supo albergar patricios y gauchos bravios, corriendo a invasor sin darle tregua ni resuelle alguno". •


4 de  Diciembre de 2011
Entre uno de los procedimientos judiciales "tramados" últimamente en nuestro país, una vez alejados aquellos "salvajes vejadores" de "tiernos y tiernas idealistas", dudando de toda figura actora en la "obra", tratándose de muchos desaparecidos y otros tantos reaparecidos, hoy ejerciendo cargos gubernamentales, he resuelto reunir todo lo que conocí y se hizo público del caso soportado por el Padre Von Wernich. Para eso en principio, debo manifestar que en su trato sobresalen los peores errores y atropellos que legalizaban nuestro sistema jurídico. Me siento con el deber de aclarar que son conclusiones de diferentes analistas legales. Ruego poder hacer un relato razonables y entendibles al adjuntar obras de terceros que identifican el ataque a la Santa Madre Iglesia, detallan a la vez sus perversos activistas que cubiertos tras un falso "DERECHOHUMANISMO" hace mas de una década lo aplican a gusto y cuando les conviene.  

Publicado de Revista Cabildo N°67
Agosto de 2007 3era. Época
EL JUICIO AL PADRE CHRISTIAN VON WERNICH
Acusado por cumplir con su ministerio
Indignante resulta para los católicos que públicamente se acuse a un sacerdote de haber faltado al sigilo del Sacramento de la Reconciliación; máxime cuando no lo hace el propio penitente supuestamente afectado, sino un tercero que nunca se confesó y cuya acusación tiene un mero carácter transitivo; esto es, porque le dijeron o porque en el calabozo así murmuraban los reclusos. Se trata, en suma, de un testimonio basado en la murmuración.
Sin embargo, esta forma concreta de falso testimonio, se convirtió en una muletilla en el tribunal acusador y condenador del Padre Von Wernich. Cuando esto se realiza en público y frente a quien ostenta la facultad de magistrado en un tribunal, es calumnia; y por ser el calumniado e injuriado un sacerdote, es una escandalosa blasfemia.
La decisión de asistir a este sucio juicio político, el pasado 12 de julio, para acompañar a un sacerdote en su desventura, prisionero político condenado antes de ser juzgado, y abandonado por sus pares, me hizo ser testigo de esta iniquidad.
El acusador del que hablo —que forma parte de un equipo de 130 falsos testigos pro subversivos, preparados para atestiguar contra el clérigo— era un hombre de unos sesenta años que había permanecido detenido por actividades terroristas durante la guerra que el castro comunismo desató en la Argentina.
El sacerdote era "acusado" de no ocultarse con nombres supuestos, de usar los hábitos sacerdotales, de ingresar a las comisarías y reparticiones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y de ofrecer los servicios sacerdotales al personal de la planta y a los detenidos. Todo lo contrario de lo que hacían los miembros de la guerrilla, que combatían ocultando sus verdaderos nombres e identidades.
Es preciso decir que, ensañarse de este modo con un sacerdote que cumplía con su sagrado ministerio, es posiblemente lo más grave a que ha llegado la Justicia del régimen de Kirchner; y que tal ensañamiento motivado por odio a la Fe, hace que los bautizados que participen del mismo sean pasibles de excomunión.
Además, no es juridicción de la justicia penal de ningún país intervenir en el derecho eclesiástico para determinar si un sacerdote violó o no el sigilo del sacramento de la reconciliación. El tribunal interviniente está descalificado al respecto. Pero todo sigue su curso porque más que un juicio, esto es un verdadero linchamiento del "acusado-condenado".
Sirva de comprobación el hecho evidente del papel tutelar de la condena que juegan en la sala tribunalicia las llamadas Madres de Plaza de Mayo, deferentemente tratadas, ya no por los medios, sino por las autoridades del tribunal.
Estamos bajo el dominio de un Estado perseguidor de la Santa Madre Iglesia, con procedimientos similares a los ejecutados por los países comunistas. Coincidentemente, el juez que preside la parodia es de origen judío.
Eduardo Palacios Molina
Reconocimiento ilegal
En una de las caricaturescas sesiones pseudojudiciales que preside el hebreo Rozansky, un sujeto llamado Luis Guillermo Taub pidió teatralmente que se le trajera al reo para reconocerlo. El módico Caifas accedió al pedido, complacientemente. Pero el pequeño detalle es que al hacerlo quebrantó la ley. Ha escrito al respecto el Dr. Alfredo Solari:
"El reconocimiento de personas no puede efectuarse de cualquier forma, porque de lo contrario no comporta un verdadero reconocimiento voluntario, sino una inducción al reconocimiento. Por eso se ve a diario por televisión que cuando la policía detiene a un delincuente le tapa la cara aún con su propia ropa, pues si alguien lo ve en imagen, y luego es llamado a reconocerlo, no puede saberse si el testigo reconoce a la persona, ó reconoce la imagen que —previamente al reconocimiento— ya se difundió de la persona".
Para evitar eso, el Código Procesal Penal de la Nación (L.23.984) que es el que rige el trámite en el caso del Padre Christian Von Wernich, dispone:
"Artículo 270: Casos. El juez podrá ordenar que se practique el reconocimiento de una persona,
para identificarla o establecer que quien la menciona o alude, efectivamente la conoce o la ha visto. El reconocimiento se efectuará . por medios técnicos; por testigos o cualquier otro, inmediatamente de ser posible, bajo apercibimiento de ser sancionado el órgano judicial que así no lo hiciere.
"Artículo 271: Interrogatorio previo. Antes del reconocimiento, quien haya de practicarlo será interrogado para que describa a la persona de que se trata y para que diga si antes de ese acto la ha conocido o visto personalmente o en imagen. El declarante prestará juramento, a excepción del imputado.
"Artículo 272: Forma. La diligencia de reconocimiento se practicará enseguida del interrogatorio poniendo a la vista del que haya de verificarlo, junto con otras dos o más personas de condiciones exteriores semejantes, a la que deba ser identificada o reconocida, quien elegirá colocación en la rueda".
Esta normativa salvaguarda el derecho del imputado a no ser confundido, y si no se respetan, agravian la presunción de inocencia de que goza el imputado (arts.18 de la Constitución Nacional, 8:2 del PSJCR y 14:2 del PIDCyP).
Por eso, lo que se hizo con el Padre von Wernich es un absoluto apartamiento a las reglas del código procesal, con agravio de la garantía constitucional del debido proceso, y resulta por ello absolutamente nulo el reconocimiento (art.167, inc. 3°, del Código de Procedimientos citado), pues se hizo intervenir al imputado "sin las formas que la ley establece" al efecto" (Versión tomada de "Nuevo Encuentro", del 7 de agosto de 2007) •





13 de Noviembre de 2011
Cuando este tipo de tarea vuelco para elquijote2010, buscando de que algún resto de indolentes o mejor llamarlos "malparidos" se enteren de las hazañas que cometían los "pobres angelitos" en la década del 70 concluyo exhausto. Para muchos fue en "beneficio" a la humanidad, lo hacían por  héroes idealistas, es decir mataban por amor, robaban por amor, cobraban indemnización nada mas que por amor. A quienes por otra parte el desaliñado usurero rey de "tuertolandia" y su "desarrugada" consorte poco faltó que los entronizaran, Si, termino como pareciendo lleno de odio, desoyendo toda clase evangélica. Pero como no escuché ni me dijeron los "curas" que no propague lo que se transformó en asco nacional, sigo. ¿Puede existir todavía gente capaz de justificar esta bestial agresión y seguir creyendo o votando a este conjunto de "políticos" que a diario nos conduce al abismo?. Aquellos del 70 sirvieron al demonio y estos son la personificación de ellos.    

Publicado en Revista Cabildo N° 11
Mes de Octubre de 2000 3era.Época

 
MASACRE A LA HORA DE LA SIESTA
Esto Pasaba el 5 de Octubre de 1975

El domingo 5 de octubre de 1975 —dentro de la veintena de años abarcados por la Guerra Contra la Subversión impuesta por el marxismo (desde el "Correntinazo", "Rosariazo" y "Cordobazo" de 1969 hasta el ataque a La Tablada de 1989)— los Montoneros lograron batir dos récords de la agresión terrorista antiargentina: por la extensión territorial abarcada y los medios de aproximación y escape usados (aéreos, terrestres y fluviales) produjeron el primero de los únicos dos hechos de armas de esa guerra calificables de batallas (el otro, abarcando mayor número de efectivos y de combates secundarios en una amplia zona muy poblada, fue la ya reseñada de Monte Chingólo, perdida por sus émulos del PRT-ERP en diciembre del mismo año), así como superaron las marcas propias y ajenas de vileza y perfidia impretextables, ensañándose sobre todo con jóvenes sorprendidos sin armas, ajenos a la odiada profesión militar.
La doble finalidad de este máximo esfuerzo de la mayor banda terrorista del continente de su época (luego sobrepasada por la sandinista y las colombianas, más exitosas) era "copar" la ciudad de Formosa para robar armamento en el Regimiento de Infantería 29 de Monte y rescatar presos de la UP 10. Pese a que contaban con hallar menos resistencia por los francos dominicales y por la siesta (necesaria en ese agobiante clima) de la mayor parte del escaso personal presente, ninguna de las finalidades fue lograda, aunque a un alto costo en vidas inocentes.
Todo comenzó y finalizó con actos de piratería aérea. Esa tarde el vuelo comercial de "Aerolíneas aún Argentinas" N2 706 entre Buenos Aires y Corrientes fue desviado por terroristas al Aeropuerto Internacional "El Pucú", ya copado por numerosos secuaces llegados por otros medios, los cuales asesinaron a dos de los ocupantes de un patrullero (uno agonizó cuatro días) e hirieron de gravedad a los demás al igual que a
dos gendarmes, también atacados a traición por aparentes "viajeros" y "acompañantes". Aterrizado el Boeing 737 y desembarcados sus pasajeros rehenes, retuvieron al personal de vuelo además de la totalidad del publico allí congregado, a la espera del momento para evacuar (en todas las acepciones) tras haber perpetrado sus fechorías.
Otros "grupos de combate" que fueron llegando en vehículos —inclusive ómnibus de turismo— robados convergieron sobre el cuartel al cua ingresaron merced a la traición de un soldado "entregador" que les franqueó el acceso a su columna motorizada, repitiendo varias incursiones de ese tipo intentadas por erpianos Ya adentro, se desplegaron para copar y saquear cuatro dependencias Un pelotón irrumpió en la Compañía "A", asesinando al subteniente Massaferro, quien se hallaba escribiendo. y a un conscripto. Un grupc numeroso violentó la Sala de Arma: y comenzó a extraerlas, sin logra: cargarlas en sus vehículos por la in tensidad del combate ya entablado.
Los que atacaron —todavía en e silencio de la siesta dominical— La Compañía Comando y Servicios, intimaron al centinela —el soldado Hermindo Luna, luego protagonista de canciones y poemas como héroe popular formoseño— para que en tregara su arma, obteniendo la respuesta de Cambronne: "¡Aquí no se rinde nadie, m....'" que le costó la vida. Al entrar, asesinaron al radiooperador sargento l° Sanabria y sorprendieron a nueve conscriptos inermes, algunos durmiendo y otros duchándose: todos fueron abyecta e innecesariamente masacrados...
Si en una irrupción de fuerzas legales en un escondite de terrorista: se hubiera perpetrado una salvajada similar, quienes tanto escribieron filmaron acerca de "La Noche los Lapices" nos habrían sumergido en bibliotecas y videotecas sobre "La Siesta y las Duchas". Como los jóvenes indefensos asesinados estaban en el lado "equivocado" —sirviendo a le Patria— muy pronto se olvidó su inmolación, referida en el Comunicadc Ampliatorio de los marxistas Montoneros como un inconveniente superado: "... las dificultades (¡sic!) se debieron a que la tropa no acató la orden de rendición, colocándose a mando de oficialidad y suboficialidad enemiga, a partir de lo cual nuestro; compañeros no tuvieron más remedio que presentar combate (¿!) cayendo muertos...".
El cuartel fue recuperado mediante actos de arrojo como el de un cabo 1° baqueano que acudió bajo intenso fuego a cubrir a un conscripto aislado, los cuadros que retomaron la Guardia, los provenientes del Barrio Militar que contuvieron la huida de vehículos y el jefe de Operacione que atacó por el frente con apoyo de Gendarmería y Prefectura, abatiendo a los últimos incursores que intentaron forzar su salida. De los numerosos terroristas desplegados en la ciudad, buena parte de ellos se sumó a los que retenían el aeropuerto, huyendo en el Boeing que aterrizó en un campo entre Susana y Rafaela (Santa Fe), donde los aguardaban vehículos, y en un Cessna abandonado en el interior de Corrientes. El resto comenzó su escape por medios terrestres y fluviales, prosiguiendo con transbordos escalonados.
Tres días después —en el Combate de Las Mesadas (uno de los casi cotidianos liberados en el monte tucumano)— "Murió Heroicamente en Combate" como reza su condecoración postuma el salteño Fredy Ordóñez, conscripto que había desertado de su servicio militar porque "le gustaba ir de farra" pero quien se presentó solicitando combatir —y fue ejemplar soldado hasta dar su vida— cuando supo que su RI 28 Mte. Iba a salir de Oran rumbo a Tucumán. Al contener la retirada de una columna erpiana, logró abatir antes de caer para siempre al cabecilla terrorista Jorge Carlos Molina (a) "Capitán Pablo", jefe de la titulada "Compañía de Monte Ramón Rosa Jiménez".
También en octubre debemos recordar los asesinatos a traición por sicarios del PRT-ERP del mayor Paiva, cuando aguardaba un colectivo (2/10/74) o del mayor Gimeno por un antiguo asistente (7/10/74), en un mes y año muy luctuoso para quienes perdimos a nuestro ejemplar e inolvidable mentor —el profesor Jordán Bruno Genta, inmolado por el "ERP 22 de agosto", el 27/10/74, cuando salía de su casa para ir a misa— caído por Dios y por la Patria. Otro camarada nacionalista caído en combate en Mar del Plata el 8/10/76, cuando desbarató una cita de Montoneros, fue el teniente 1a Fernando Cativa Tolosa.
Sirvan estos pocos casos extraídos del recordatorio de un mes para ayuda de desmemoriados denostadores de "los años de plomo" y para ilustrar lo pérfido del proceder de los "militantes populares".»
Adolfo M. Molina



2 de Noviembre de 2011
Policiales
LOS BURDELES DE SU SEÑORÍA


Cuando creíamos que el modelo K había colmado nuestra capacidad de asombro en eso de envilecer a la sociedad, nos enteramos de que un juez de la Suprema Corte de Justicia dispone de una red de prostíbulos, funcionando en el centro porteño y distribuidos hasta ahora, en seis departamentos de su propiedad.
Al quedar expuesto, el juez de “la corte ejemplar” inventada por El muerto, primero niega, aduce desconocimiento (como si no hubiera culpa en la absoluta desaprensión respecto de quiénes son y qué hacen sus inquilinos) y luego, sencillamente, dice que va a cambiar a los supuestos locadores, bromea ¡y aquí no ha pasado nada!
Es difícil imaginar algún otro lugar del mundo donde —desde cargos similares— se explote la prostitución, sin provocar una grave conmoción social y aún es más difícil pensar que, en esas circunstancias —más bien repugnantes— su señoría no haya renunciado, ni hayan actuado los organismos de control legislativo, ni sus colegas de la corte se sintieran rozados por el escándalo, ni desde los medios se haya promovido claramente la renuncia del juez.
Consideremos que hasta en el recientísimo caso de Strauss Khan, el violador declinó el cargo después de conocerse su última hazaña.
Por cierto no vale la pena gastar palabras en Zaffaroni, que imaginó una ficción garantista y al engendro lo llamó derecho penal; que es casualmente el mismo juez que sentenció que no constituían delito ciertas violaciones siempre y cuando los hechos se desarrollasen en la penumbra.
No cuesta ningún esfuerzo darse cuenta hacia dónde vamos. Zaffaroni ahora, mientras hace campaña por Boudou, lo expresa sin tapujos, derecho viejo, al pan pan y a los argentinos burdeles. Un glamoroso burdel con madamas y madamos con putas y putos. Es que el modelo K nos lleva derechamente hacia el país prostibulario.
Viene de la mano de los abanderados socialistas de los derechos humanos, que en los departamentitos del señor juez permiten que argentinas y extranjeras, mayores y tal vez menores de edad, se prostituyan bajo el amparo, extraño amparo, de la Corte Suprema, mientras el ilustrado profesor, el juez abolicionista enseña, en algún edificio cercano, acerca de la bondad de los asesinos y sobre la conveniencia de no criminalizar la pobreza.
Lo del juez es la frutilla de este postre envenenado que han servido en la mesa criolla.
La enorme cuestión pendiente de cualquier manera, no es tanto que haya quienes preparen y vendan comida podrida, sino si estamos dispuestos a seguir tomando esos alimentos infames, sabiendo que nos liquidan como sociedad y como país.
Parecería haber acertado Roberto Arlt cuando escribía sobre la indiferencia o claramente la simpatía de alguna gente ante la degradación, la corrupción y el escándalo que bajaban desde el Estado y que resumía en la frase: “era una ciudad que se había enamorado de sus rufianes”. Dando a entender que parte del pueblo, como las prostitutas, permiten los mayores agravios casualmente a aquellos que más desprecian su dignidad humana. ¿Será Zaffaroni uno de los rufianes de los que hablaba Arlt?
Pero ahora que “Clarín” y el rubro 59 han caído en desgracia, es posible que surja alguna dificultad extra en publicar el mini emprendimiento del juez, con lo que su economía podría verse afectada. Claro que, como el judicial es un poder independiente, bien se podrían fijar en el mismo Palacio de Tribunales los autoadhesivos publicitando los burdeles; todo indicaría que no habría conflicto de intereses.
Recuerda Castellani que en el año '37 pasaron en Madrid varios meses sin que se diera una sola Misa. Parecía el triunfo definitivo de Dolores Ibarruri. Como ahora vivimos nosotros esta arremetida prostibularia que también parecería triunfal, es bueno tener en cuenta que a los dos años Ibarruri y su fama atroz, habían pasado definitivamente y España renacido.
Miguel De Lorenzo


 
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=